Estudiantes universitarios consideran que conducir con somnolencia es legalmente seguro

Carolyn Crist

(Reuters Health) - Aunque conducir con somnolencia es tan peligroso como hacerlo intoxicado, los estudiantes universitarios no lo consideran evitable ni legalmente riesgoso, indica un estudio pequeño.

Sólo en Estados Unidos, cada año hay 300.000 incidentes automovilísticos con conductores somnolientos, incluidos 6.400 que son fatales, de acuerdo con la Fundación de la AAA para la Seguridad Vial.

"Conducir con somnolencia es cada vez más una fuente de choques y muertes en las autopistas", dijo el autor principal, doctor Kenneth Beck, de University of Maryland, College Park.

En el 2016, su equipo organizó cuatro grupos focales con 26 estudiantes de grado, que respondieron sobre cómo conducían y percibían las conductas de riesgo (conducir alcoholizado o utilizando el teléfono celular) y las estrategias para mejorar la seguridad vial.

Los participantes se consideraban conductores seguros, en especial si transportaban pasajeros.

Además, para ellos, conducir con somnolencia era menos riesgoso desde lo legal que hacerlo alcoholizado o bajo los efectos de las drogas o los medicamentos.

Muchos participantes conocían los riesgos de chocar asociados con la somnolencia, pero se sentían relativamente inmunes a los riesgos legales y desconocían las leyes en contra de conducir adormecido. También cuestionaron el nivel de aplicación de esas normas. Sin un test bioquímico (como el de alcoholemia), consideraban difícil comprobar la somnolencia.

La mayoría de los estudiantes habían tenido incidentes mientras conducían con somnolencia, a menudo cuando viajaban solos y a la mañana temprano o a la noche. Para mantenerse despiertos, dijeron que abrían la ventana para recibir aire fresco, ponían la radio fuerte, masticaban chicle y hablaban con la radio.

Para mejorar los mensajes de prevención, los estudiantes mencionaron que el uso de imágenes con las consecuencias sería efectivo para los conductores jóvenes, como las campañas sobre el consumo de alcohol antes de conducir.

Opinaron que la descripción brutal, emotiva y realista de los incidentes atraerían su atención y los motivaría a modificar sus conductas. Además, dijeron que también daría resultado el uso de letreros inteligentes o señales con luces LED que inviten a los conductores a evitar la somnolencia a la noche.



FUENTE: Sleep Health, online 1 de diciembre del 2017