Estudiantes salvadoreños condenan rl régimen de excepción al recordar una masacre

·2  min de lectura

San Salvador, 30 jul (EFE).- Cientos de estudiantes y docentes de la Universidad de El Salvador (UES) condenaron este sábado la implementación en el país de un régimen de excepción para erradicar a las pandillas, el cual ha sido rechazado por varios sectores nacionales y por organizaciones internacionales de derechos humanos.

Los estudiantes aprovecharon la marcha del 30 de julio, en la que recuerdan a estudiantes asesinados en 1975, para manifestar su rechazo a dicha medida.

Con carteles y gritando consigas, los participantes recorrieron una de las principales calles de San Salvador hasta llegar al lugar de la masacre estudiantil perpetrada por el Ejército salvadoreño.

El 30 de julio de 1975, centenares de estudiantes de la sede central de la Universidad de El Salvador, y también de secundaria, marcharon por las calles de San Salvador para protestar contra una intervención militar en la sede occidental de la casa de estudios superiores.

El presidente de ese entonces, el general Arturo Armando Molina, ordenó al Ejército salvadoreño reprimir la protesta con ametralladoras y tanquetas.

Se estima que la masacre dejó unos 25 estudiantes muertos y decenas de heridos y, según distintas fuentes, aquel día solo se pudieron rescatar dos cadáveres, puesto que los militares limpiaron el lugar.

"Más educación, menos cárceles" y "No le des más poder a un psicópata militarista", eran algunos de los mensajes de los estudiantes.

Una representación artística de un gorila gigante vestido con uniforme militar y con un mensaje en su pecho que se leía estado excepción, encabezaba la marcha.

Además, los estudiantes nuevamente rechazaron el uso del Ejército para tareas de seguridad.

El Salvador se encuentra en estado de excepción desde finales de marzo tras una ola de asesinatos el último fin de semana de marzo que dejó 87 víctimas. En respuesta, la Asamblea Legislativa aprobó la suspensión de garantías constitucionales para darle poderes especiales al Ejecutivo.

Las autoridades de El Salvador han detenido a más de 46.600 personas, a las que acusan de ser pandilleros.

Esta cifra de detenidos es de la poca información que las autoridades de las diversas instancias gubernamentales revelan sobre las acciones en este régimen, del que se han negado a oficializar la cifra de personas fallecidas bajo custodia estatal.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.