Estudiantes ganan disputa por imágenes de protesta contra “Don’t Say Gay” en anuarios de Florida

·3  min de lectura

Los estudiantes de una escuela secundaria de Florida ganaron una disputa sobre la inclusión de fotos de las protestas contra la llamada ley estatal “Don’t Say Gay” en sus anuarios.

Los miembros de la Junta Escolar del Condado de Seminole acordaron dejar las imágenes de la bandera del arcoíris sin censura después de recibir presión por parte de los estudiantes de la escuela secundaria Lymon en Longwood, cerca de Orlando, en el centro de Florida.

La página que mostraba la huelga de los estudiantes en protesta por el proyecto de ley del Derecho de los Padres en la Educación inicialmente iba a ser ocultada, pero la junta anuló la decisión del superintendente, y votó para agregar una nota a la página que indica que la escuela no apoyó la protesta.

Uno de los miembros de la junta dijo que el plan para censurar la página que mostraba la protesta era ridículo, y varios otros se ofrecieron a pagar para solucionar el problema con su propio dinero.

Después de que inicialmente se esperaba tener un retraso, ahora se cree que los estudiantes podrán recibir sus anuarios en algún momento de esta semana.

Los funcionarios del distrito escolar primero dijeron que las imágenes de los estudiantes que sostienen banderas de arcoíris y un cartel de “amor es amor” deberían cubrirse para evitar la interpretación de que la escuela apoyaba la acción.

En un comunicado el lunes, el director de la escuela secundaria Lyman, Michael Hunter, dijo que las “imágenes y descripciones” que muestran la huelga estudiantil de marzo deberían haber sido “captadas antes en el proceso de revisión”.

El proyecto de ley fue promulgado por el gobernador republicano Ron DeSantis y prohíbe la instrucción en el aula sobre orientación sexual o identidad de género desde el jardín de infantes hasta el tercer grado.

“En lugar de reimprimir el anuario con un costo y una demora sustanciales, hemos optado por cubrir ese material que no cumple con la política de la junta para que los anuarios se puedan distribuir lo antes posible”, dijo el director a principios de esta semana antes de que se anulara su decisión.

El portavoz de las Escuelas Públicas del Condado de Seminole, Michael Lawrence, dijo el martes que el problema no era la protesta, sino cómo su descripción en el anuario podría interpretarse como respaldada por la escuela, lo que violaría la política de la junta escolar.

“El tema en cuestión aquí no son las fotos o el asunto por el que protestaban los estudiantes”, escribió Lawrence en un correo electrónico. “Si estos elementos se hubieran detectado antes de la impresión, es probable que se hubieran producido algunas ediciones/ajustes simples para que esa sección cumpliera con los requisitos antes de la impresión”.

Dijo que sería necesario dejar “en claro que este evento en particular fue un evento dirigido por ‘estudiantes’ que no fue patrocinado, respaldado o promovido por el distrito o la escuela y eso habría resuelto el problema”.

Tras la decisión de la junta el martes de agregar un descargo de responsabilidad en lugar de censurar la página, los estudiantes se sintieron aliviados.

“Honestamente, todos estábamos supernerviosos por lo que iba a pasar. Creo que el resultado fue justo y estamos muy contentos de que no cubran nuestro contenido”, dijo la estudiante Maya Gluck a Fox 35 Orlando.

Associated Press contribuyó con este informe.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.