"De qué me sirve un máster": los jóvenes cuestionan el negocio de los posgrados

Una serie de encuestas en Nature muestra el creciente desapego de los estudiantes por continuar su formación académica con Doctorados y Másteres | Getty
Una serie de encuestas en Nature muestra el creciente desapego de los estudiantes por continuar su formación académica con Doctorados y Másteres | Getty

El titular de este artículo se corresponde con una columna publicada hace tan solo unos días en la revista Nature donde se muestran los resultados de una serie de encuestas realizadas a más de 2300 estudiantes de doctorado y diferentes Másteres. Los datos resultan preocupantes y “apuntan a una incertidumbre generalizada sobre las trayectorias profesionales y el valor de los títulos avanzados”. Casi la mitad (47 %) de los encuestados afirma no estar satisfechos con su nivel de orientación y asesoramiento sobre la carrera profesional, y un tercio de los estudiantes considera que estos estudios superiores les aportarán poco o ningún beneficio. De hecho, existe un porcentaje considerable de los encuestados (33%) que no esperan encontrar un trabajo permanente en un año después de graduarse y consideran que su programa no les deja bien preparados para su posterior etapa laboral.

Para analizar con más profundidad los datos resultantes en Nature hemos contactado con Juan Ignacio Pérez Iglesias, Catedrático de Cultura Científica en la UPV/EHU y coautor del libro “Los males de la ciencia”, una obra que repasa los diferentes problemas alrededor de la actividad científica. “No me sorprenden los resultados”, explica Pérez Iglesias, “el descenso en esas expectativas respecto a las Tesis doctorales y demás estudios superiores tienen su base en dos elementos fundamentales. El primero es que muchos estudiantes no ven un futuro claro en la academia por mucho que se esfuercen y trabajen, y es cierto, en la realidad es difícil. El segundo punto atañe a las exigentes condiciones laborales y su remuneración. Es normal que los resultados de la encuesta muestren un caída en las expectativas”.

Infografía con los niveles de satisfacción con los diferentes aspectos de la formación académica en Doctorados y Másteres | Nature Figshare
Infografía con los niveles de satisfacción con los diferentes aspectos de la formación académica en Doctorados y Másteres | Nature Figshare

La suma de estos dos elementos da lugar a un creciente desapego por la formación académica. Redactar documentos, solicitar subvenciones, navegar por la política departamental, horarios intensivos. “La mayor parte de mi tiempo lo dedico a la formación académica, pero hay un gran problema”, explica Erika Murce estudiante de doctorado de cuarto año en Universidad Erasmus en Róterdam, Países Bajos. “Comencé a notar que mi propio supervisor está constantemente bajo una gran presión y no creo que yo quiera ese tipo de vida”.

Razones por las que los estudiantes abandonaría su carrera académica o de investigación | Nature Figshare
Razones por las que los estudiantes abandonaría su carrera académica o de investigación | Nature Figshare

La experiencia de muchos otros doctorados tampoco resulta alentadora. “No creo que un título de doctorado me sirva de mucho”, afirma un estudiante de Master en la Universidad australiana de Nueva Gales del Sur. “A mayoría de mis colegas y amigos que hicieron un doctorado en la práctica no les ha servido de mucho”.

El trabajo analizado en Nature también ahonda en las principales razones de este desapego y así aparecen respuestas como un panorama actual desalentador (68%), demasiado competencia y falta de oportunidades laborales (66%), desequilibrio entre vida laboral y personal (66%), el salario es muy bajo (58%) o incluso referencias al exceso de burocracia y trabajo administrativo (33%).

Expectativas de los estudiantes de que sus estudios superiores mejoren sus perspectivas de trabajo (según diferentes regiones) | Nature Figshare
Expectativas de los estudiantes de que sus estudios superiores mejoren sus perspectivas de trabajo (según diferentes regiones) | Nature Figshare

Por otro lado, los estudiantes también señalan una “desconexión significativa entre la capacitación que reciben los estudiantes y las realidades de sus futuras carreras. Ha habido un cambio en el mercado laboral y los programas de doctorado no han cambiado lo suficiente como para adaptarse”. En este punto Juan Ignacio Iglesias no está totalmente de acuerdo y señala algo importante: “Una tesis no se hace para prepararse para el mercado laboral. Mediante el trabajo realizado en un doctorado se adquieren capacidades poco específicas y así debe ser. Y en lo que a los másteres se refiere, en la actualidad, sobre todo en determinados campos que cambian muy rápido, resulta casi imposible elaborar temarios ajustados a esa realidad cambiante, y eso que los másteres se pueden adaptar más ágilmente”.

No es algo nuevo. Cuentan la anécdota (seguramente apócrifa) de que Albert Einstein, durante su etapa de profesor en Berna, puso a sus alumnos el mismo examen que ya utilizó en años pasados. Un colega le dijo que resultaba demasiado fácil para los alumnos repetir las mismas preguntas. Einstein respondió: Puede ser, pero lo cierto es que las respuestas han cambiado.

En definitiva, la sensación de los estudiantes superiores y su creciente desapego por continuar su formación académica concuerda con una realidad cada vez exigente, competitiva pero con unas condiciones laborales cada vez menos alentadoras.

Más artículos y estudios científicos interesantes en Yahoo:

Referencias científicas y más información:

Chris Woolston ‘I don’t want this kind of life’: graduate students question career options. Nature 611, 2022, DOI:10.1038/d41586-022-03586-8

Research, Nature (2022): Nature Careers Graduate Survey 2022.. Dataset, Figshare DOI:10.6084/m9.figshare.21277575.v3

También te puede interesar:

VÍDEO | El robot con tecnología 5G que patrulla en la frontera china y al que no se le escapa ningún detalle