Estudiante puertorriqueña de la UCF representará a Florida y Puerto Rico en competencia nacional de canto

Ingrid Cotto, Orlando Sentinel
·4  min de lectura

Mudarse de Puerto Rico a Florida no fue fácil para Isis Bermúdez. A sus 15 años dejó atrás a familiares, amigos y la isla que inspiró su amor por la música. “Fue extremadamente difícil, pero cuando llegué acá también tenía mucha esperanza”, acotó Bermúdez en entrevista con El Sentinel Orlando.

Cinco años más tarde, la joven de 20 años —que sueña con ser cantante profesional— celebra un logro por partida doble.

La estudiante de música en la Universidad de Florida Central (UCF, siglas en inglés) representará tanto al Estado del Sol como a la Isla del Encanto en un competencia nacional.

“Estoy extremadamente emocionada y no me lo puedo creer. Todavía no lo puedo entender, pero estoy bien agradecida”, dijo Bermúdez.

La universitaria calificó para la competencia nacional tras ganar el concurso regional de la Asociación Nacional de Profesores de Canto del Sureste (CFNATS, siglas en inglés) el pasado 20 de febrero. CFNATS es una competencia en la que los estudiantes compiten con otros estudiantes en el área de Florida Central. La competencia tiene más de 30 categorías y un promedio de 100 estudiantes compiten cada año.

Bermúdez forma parte de un grupo de ocho estudiantes de interpretación vocal de la UCF que participó en la competencia y una de tres en obtener un premio.

Bermúdez y su colega Mitchell Klavins, estudiante de secundaria, obtuvieron el primer lugar en sus categorías de música clásica mientras que Maya Senecharles, estudiante de primer año de interpretación musical, ganó el primer lugar en su categoría de teatro musical.

Bermúdez es la primera concursante de la UCF en obtener el primer lugar en la categoría de altos o cantantes de voz aguda del certamen desde 2016.

El concurso se llevó a cabo virtualmente a causa de la COVID-19. Bermúdez dijo que aprovechó la oportunidad de enviar un video de audición con la esperanza de recibir recomendaciones de los jueces.

La estudiante de música clásica, quien cursa el segundo año, representará al programa de música de la UCF y el área tri-estatal, que incluye, Florida, Puerto Rico y las Islas Vírgenes, entre otras regiones. ”De verdad que es un honor y estoy bien agradecida que me escogieron a mí y que depositaron su confianza en mí para poder representar a Puerto Rico y representar el área regional”, dijo Bermúdez.

La esperanza de hacer su sueño realidad y su cultura son los instrumentos que están llevando su voz a otro nivel. “Estoy extremadamente agradecida de Puerto Rico. Agradecida de que mi cultura tiene tanta música”, explicó Bermudez, relatando que sus primeros conciertos fueron “parrandas” familiares.

La Isla del Encanto también le dio grandes oportunidades.

En 2013 participó del concurso Idol Kids Puerto Rico a sus 12 años. “Fue una experiencia que me ha cambiado como artista”, dijo Bermúdez, mientras sus ojos se iluminaban con emoción.

Bermúdez recordó “la primera vez que canté frente a un público tan grande” en el escenario de Idol Kids Puerto Rico. Igualmente recordó cómo lloró ante la desilusión de ser eliminada del programa televisado.

“Fue difícil escuchar no y cosas así, pero me hizo crecer mucho más porque me hizo entender, me motivó más para continuar trabajando y trabajar mucho más fuerte”, admitió.

También se presentó en La Fortaleza, la residencia oficial del gobernador de Puerto Rico, junto a la soprano Hilda Ramos, una de sus mentoras musicales.

Su madre, Wanda I. Rivera, es la nota que inspiró y alimentó su amor por la música. “Ella es extremadamente talentosa y ella tiene una pasión por la música también y ella se aseguró que eso fuese algo importante para mí, para mis hermanos y para toda mi familia”, acotó. “Ella es la persona que me inspiró y que me sigue inspirando para seguir adelante”, declaró Bermúdez quien también cursó estudios en el Conservatorio de Música de Puerto Rico.

No obstante, Bermúdez recalcó que la resiliencia es el compás que marca el paso de su éxito.

“Seguir trabajando aún cuando una puerta se cierra, saber que otra se va a abrir, pero hay que seguir trabajando”, explicó Bermúdez. “Tener esa motivación y seguir trabajando. No perder la esperanza porque aún cuando estás yendo de un lugar a otro siempre van a haber oportunidades y [también] las puedes crear”, concluyó.

*Ingrid Cotto es reportera de El Sentinel Orlando. Para contactarla escribe a icotto@orlandosentinel.com.