"Se estudia dar incentivo fiscal a los seguros de vida y retiro"

Más destacado

Dar un incentivo fiscal interesante, permitiendo que las personas puedan deducir del impuesto a las ganancias aportes de hasta unos $ 7000 por año, es una de las llaves para abrir la puerta hacia el desarrollo del mercado de seguros de vida y de retiro. Así lo considera Gabriel Chaufan, presidente de la Asociación de Aseguradores de Vida y Retiro (Avira). Quien también es director general de BBVA Seguros, afirma que si bien en el último año esta industria tuvo un crecimiento de 34% en primas cobradas, hay que observar que se parte de una base pequeña: los fondos totales del sistema equivalen a 0,6% del producto bruto, una tasa muy inferior a la de países como Brasil, Chile o Estados Unidos. La meta es que, plan de estímulos mediante que se está conversando con las autoridades, esa relación se eleve a 1,8% en el año 2020.

Chaufan sostuvo, en diálogo con LA NACION, que se está trabajando con funcionarios del Gobierno para lograr ese objetivo de los incentivos fiscales que, según agregó, deberán ir acompañados de acciones para generar una mayor conciencia aseguradora en la población.

En materia impositiva hoy no existe posibilidad de deducir del ingreso imponible de Ganancias los aportes hechos a un seguro de retiro -tal posibilidad quedó anulada en 2008, con la última reforma previsional-, mientras que por seguros de vida sólo se permite descontar por año hasta $ 996,23, una cifra que no se actualiza desde 1991.

Según el directivo, estimular a las personas a tomar contratos de vida y de retiro tendrá efectos positivos como la formación de un mayor mercado de capitales, con más instrumentos de largo plazo que faciliten la financiación al Gobierno y a las empresas.

En el ejercicio anual finalizado en junio de este año, la producción del sector fue de $ 11.947 millones, mientras que se pagan beneficios -por fallecimientos, invalideces o rentas vitalicias de retiro- por más de $ 10 millones diarios. El directivo consideró que en el crecimiento de la producción del último año impactaron factores como el mayor grado de consumo de productos que llevan atados seguros, y la expansión de los canales de distribución.

- ¿Siguen vendiendo productos en dólares? ¿Qué problemas les trae la restricción cambiaria?

-Se estaban vendiendo, pero la normativa que obligó a fines del año pasado a repatriar los fondos que las aseguradoras tenían en el exterior cortó la gran mayoría de estos productos, porque justamente se hacían inversiones afuera para calzar las obligaciones con quienes contrataban en dólares.

- ¿Y qué reacción tuvieron entonces los asegurados?

-Hubo mucha consulta y averiguación, pocos rescates y mucho trasvase a los productos en pesos. Algunas compañías siguieron, pero hoy sólo menos de 5 o 6% de la producción está en dólares. Antes esa relación era de 10 por ciento.

- ¿Hay ventas de seguros de vida con capitalización, como opción de ahorro de largo plazo?

-Se vende más el seguro de riesgo, el de vida puro sin capitalización. De todas maneras estamos trabajando en el marco de un plan estratégico planteado por la Superintendencia de Seguros, en dos elementos clave para que se desarrollen los productos: uno es la concientización de la cultura aseguradora y otro es el de incentivos fiscales. Ese elemento es vital en todo el mundo desarrollado. Los incentivos no son para las compañías sino para la sociedad.

- ¿Y cuánto debería poder deducirse de Ganancias?

-Los montos de hoy están vigentes desde 1991 y lo que hemos hecho es actualizar según la evolución que tuvieron las deducciones por cargas de familia en los últimos años. Eso da un monto de $ 7059 para retiro y de $ 7030 para vida.

- ¿Qué recepción hay en el Gobierno de este tema?

-Muy buena, tanto en la Superintendencia como en el Ministerio de Economía. Ellos entienden la importancia que tiene esto para el desarrollo del país y para la sociedad, porque es importante que las personas tengan más protección y ahorro para la jubilación.

- ¿Cuál sería el costo fiscal?

-Hay un efecto inmediato pero se minimiza por efectos positivos indirectos. Ese efecto sería de entre 200 a 250 millones de pesos anuales.

- ¿Qué rendimiento están teniendo los fondos del sistema?

-Manejamos cerca de $ 30.000 millones y estamos con rendimientos cercanos al 18% anual.

- La percepción de una inflación más alta, ¿no es lo que desincentiva que haya seguros de vida con componente de ahorro?

-En lo que hace a esos productos puede ser; creo que ahí lo principal es la dificultad de las compañías de tener instrumentos que acompañen el nivel de inflación. Respecto de los productos puros de riesgo (el seguro contratado sólo para la contingencia de muerte) no afecta; creo que la percepción de inseguridad es lo que genera que se incorporen más asegurados.

- ¿Qué montos se suelen asegurar en los productos de vida?

-Lo sugerido es el equivalente a entre 36 y 48 salarios. Eso le da a la viuda o al viudo entre 3 y 4 años para terminar de acomodarse a la nueva realidad.

- ¿Influyen otros factores para el desarrollo de la industria? ¿La desconfianza por cambios en las normas, por ejemplo?

-Respecto de productos con ahorro, puede ser. Pero esta industria ha respondido en las diversas crisis en forma genuina y sin ayuda del Poder Ejecutivo. En el caso de seguros de retiro estamos trabajando también en un proyecto normativo, para que las compañías puedan vender coberturas que garanticen la permanencia de las personas en el sistema contemplando, por ejemplo, la movilidad [eso implica que si hay un plan corporativo siga vigente, más allá de que el beneficiario cambie de empresa empleadora, algo que hoy no ocurre].

Multas en contratos off shore

- ¿Qué está pasando con el seguro off shore. ¿Crece, sigue igual, disminuye?

-La sensación es que está firme, pero estamos alineados con la Superintendencia en combatirlo. Hubo una multa grande en un caso que se aplicó al comprador y al vendedor, que fue de 20 veces la prima pagada. Eso debería generar un poco más de temor en los compradores.

- Pero no hay multas masivas

-No, porque es muy difícil controlar, se trata de un acto privado.

La contratación de seguros de vida en el exterior -prohibida por ley- es recurrente en las gestiones de Avira. La entidad realizará, este miércoles 29 en el hotel Sheraton, su 5° seminario internacional, bajo el lema "Construir hoy el bienestar de mañana". El eje principal será el de las acciones posibles para desarrollar al sector. Se disertará sobre aspectos como el impacto en el mercado de capitales y la experiencia de Brasil, donde las compañías son financiadoras de obras públicas.

Gabriel Chaufan

Profesión: Actuario Edad: 46 años Trayectoria: trabaja en el BBVA desde 1997, cuando fue convocado para desarrollar el negocio de seguros de vida y retiro, pocos años después de que el grupo financiero había ingresado en el sistema jubilatorio de capitalización. Antes había trabajado en las compañías La Caja y Grupo Juncal. Es presidente de la Asociación de Aseguradores de Vida y Retiro de la República Argentina (Avira) desde 2010.

Cargando...