El estrepitoso fracaso de la tercera vacuna ARNm para la COVID

·3  min de lectura
La compañía CUREVAC pretendía desarrollar una vacuna ARNm más barata, eficaz y fácil de almacenar que las anteriores| Photo Illustration by Thiago Prudencio/SOPA Images/LightRocket
La compañía CUREVAC pretendía desarrollar una vacuna ARNm más barata, eficaz y fácil de almacenar que las anteriores| Photo Illustration by Thiago Prudencio/SOPA Images/LightRocket

La deslumbrante llegada de las nuevas vacunas de ARN mensajero ha supuesto una verdadera revolución médica en el sombrío panorama de la COVID-19. Ayer nuestro sistema de salud volvió a batir un récord de vacunación con más de 700.000 dosis en un día, y es fácil olvidar que hace apenas un año ni siquiera estábamos seguros de lograr el desarrollo de una sola vacuna. También es conveniente recordar que, a pesar de que se ha hecho célebre durante los últimos meses, las primeras investigaciones con ARN mensajero que ahora utilizan vacunas como la de Pfizer o Moderna, se remonta a los años ’90 y ha tardado décadas en producir sus primeros resultados.

La aparente rapidez y la gran eficacia de estas dos vacunas basadas en tecnología ARN pueden llevarnos a pensar que su desarrollo ha sido sencillo y sin problemas. Sin embargo, un artículo publicado ayer en Nature nos recuerda que el camino no ha sido nada fácil y el ejemplo más claro se llama CureVac, la gran farmacéutica alemana que se encuentra ahora al borde de la quiebra económica.

Todo parecía indicar que la experiencia de las dos primeras vacunas ARNm tendría su reflejo positivo en la tercera candidata. Muchos esperábamos que la propuesta de CureVac fuera más barata y durará más tiempo en almacenamiento refrigerado que las anteriores vacunas fabricadas por Pfizer o Moderna. De hecho, la gran esperanza para muchos países con ingresos más bajos era ampliar el alcance de las vacunas ordenando cientos de millones de dosis… nada de eso ha sucedido y la vacuna de CureVac ha supuesto un fracaso sonado, que la propia Nature describe como decepcionante.

"La gente ARN" el eslogan de CureVac para su desarrollo de vacunas | Photo by Artur Widak/NurPhoto
"La gente ARN" el eslogan de CureVac para su desarrollo de vacunas | Photo by Artur Widak/NurPhoto

Hace solo unos días, el 16 de junio, la compañía alemana con sede en Tübingen, anunciaba los datos preliminares de un ensayo con 40.000 personas en el que su vacuna de dos dosis apenas alcanzaba un 47% de efectividad en la prevención de la COVID-19. Tras el comunicado, las acciones de la compañía se desplomaban en bolsa: acorde con su efectividad, los títulos de la empresa bajaban hasta un 45%, pero han llegado a caer el 60% en algunos momentos.

Los ejecutivos de CureVac atribuyen los malos resultados a la gran cantidad de variantes de coronavirus, incluidas las emergentes, como la variante Lambda detectada por primera vez en Perú, que circulan en los diez países de Europa y América Latina donde la compañía está realizando sus ensayos clínicos. Los resultados muestran que, de 124 casos de COVID-19 para los que los científicos obtuvieron una secuencia genética, solo uno fue causado por la versión original del SARS-CoV-2, todos los demás fueron variantes.

Sin embargo, no parece una buena excusa ya que las otras dos vacunas de ARNm sí están mostrando eficacias notables frente a las nuevas variantes. De hecho, la vacuna de Pfizer utilizando la misma tecnología ha ofrecido un 92% de protección contra los casos sintomáticos de COVID-19 causados ​​por la variante Alpha (identificada por primera vez en el Reino Unido) y un 83% de protección contra la variante Delta (surgida inicialmente en la India).

Mientras la compañía mira a las nuevas variantes, algunos expertos culpan a la dosis y otros directamente consideran que el problema está en la vacuna. Nadie sabe a ciencia cierta qué ha podido fallar con la vacuna de CureVac y es un ejemplo perfecto de lo difícil que puede llegar a ser conseguir la fórmula perfecta para un medicamento.

Más artículos interesantes sobre vacunas y COVID-19 en Yahoo:

Referencias científicas y más información:

Dolgin, Elie. “CureVac COVID Vaccine Let-down Spotlights MRNA Design Challenges”. Nature, junio de 2021, DOI:10.1038/d41586-021-01661-0.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.