La estrella mejor pagada de la NFL que torturaba perros y terminó preso

·4  min de lectura
Teddles, uno de los perros que fue rescatado en una propiedad que el quarterback Michael Vick usaba para entrenarlos para pelear. (Foto: REUTERS/Robert Galbraith)
Teddles, uno de los perros que fue rescatado en una propiedad que el quarterback Michael Vick usaba para entrenarlos para pelear. (Foto: REUTERS/Robert Galbraith)

Michael Dwayne Vick era un reconocido mariscal de campo de fútbol americano durante 13 temporadas y llegó a ser considerado el jugador mejor pago en la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL), e incluso transformó la posición de mariscal de campo gracias a sus habilidades corriendo: Fue el primer quarterback de la liga en correr 1.000 yardas en una temporada.

Inició su carrera en los Atlanta Falcons en 2001 y durante seis temporadas en ese equipo lideró el equipo en dos playoffs, un título de división y una aparición en el juego NFC Championship.

Su carrera se detuvo en 2007, cuando se lo declaró culpable por su participación en una extensa red de peleas de perros y tuvo que pasar 21 meses en una prisión federal, lo que le dio mayor notoriedad entre el público.

El lugar que Michael Vick usaba para entrenar los perros para las peleas. (Foto: Carol Guzy/The The Washington Post vía Getty Images)
El lugar que Michael Vick usaba para entrenar los perros para las peleas. (Foto: Carol Guzy/The The Washington Post vía Getty Images)

El día que la policía allanó en 2007 las Perreras Bad Newz, de propiedad de Vick, encontró 49 perros de raza pitbull aterrorizados, desnutridos y otros estaban heridos. La mayoría estaban encadenados a los ejes de coches viejos esparcidos por un lote en los bosques del estado de Virginia.

Los investigadores descubrieron en el lugar los restos enterrados de docenas de perros que habían sido ahogados o ahorcados, simplemente por no querer pelear.

El mariscal de los Falcons y sus socios construyeron una cerca a lo largo del costado de la propiedad para que sus actividades no fueran visibles. Enterraron ejes de automóviles con cadenas pesadas, un método común para asegurar perros de pelea.

Los hombres probaron a los perros en peleas, les dispararon a algunos, otros fueron electrocutados e incluso dejaban colgando a los que no se desempeñaban bien.

El exquarterback de los Atlanta Falcons Michael Vick es condenado y enviado a una cárcel federal. (Foto: Geoff Burke/Getty Images)
El exquarterback de los Atlanta Falcons Michael Vick es condenado y enviado a una cárcel federal. (Foto: Geoff Burke/Getty Images)

"Alrededor de abril de 2007 (...) ejecutaron aproximadamente a ocho perros que no se desempeñaron bien en las sesiones de 'prueba'... mediante varios métodos, incluidos colgar, ahogar y arrojar al suelo el cuerpo de al menos un perro", según se lee en la acusación federal.

En diciembre de 2007, la justicia lo sentenció a prisión y tuvo que pagar cerca de un millón de dólares por el cuidado y rehabilitación de los 47 pitbulls sobrevivientes. Uno de los 49 murió por complicaciones de salud y a otro se le practicó la eutanasia activa porque era muy agresivo.

"Esta es la primera vez a nivel federal que a los perros incautados en una operación se les ha dado este tipo de segunda oportunidad", dijo en ese entonces Rebecca Huss, la tutora encargada de evaluar a cada uno de los perros rescatados.

En diciembre de 2021 falleció Frodo, de 15 años aproximadamente. Era el último de los perros rescatados en la perrera de Vick en 2007. Los 47 fueron dados en adopción a organizaciones encargadas de rehabilitación de perros que han afrontado un pasado turbulento y a algunas familias.

El exmariscal de los Atlanta Falcons Michael Vick. (Foto: STEVE SCHAEFER/AFP vía Getty Images)
El exmariscal de los Atlanta Falcons Michael Vick. (Foto: STEVE SCHAEFER/AFP vía Getty Images)

"Los últimos 14 años de la vida [de Frodo] los pasó siendo mimado como un príncipe con la familia Ramírez", decía la publicación. "Dulce Frodo: cómo lo amábamos. Fue uno de los sobrevivientes más valientes que jamás hayamos conocido", índico un mensaje de la familia que acogió al can.

Vick salió de la cárcel y volvió con el equipo de Atlanta, que al poco tiempo lo desvinculó. Estuvo siete temporadas más en la NFL y tuvo que soportar una constante critica por parte de organizaciones defensoras de los derechos de los animales, que pedían a la NFL que lo removiera del Pro Bowl o juego de las estrellas.

El quarterback con los años limpió su imagen y se convirtió en un activista de los derechos de los animales con la Sociedad Protectora de Animales en 2009. Se dedicó desde entonces a la tarea de acabar de una vez por todas con las peleas de perros.

VIDEO: A subasta la camiseta de 'la mano de dios'

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.