Consejos para aliviar (o minimizar) las flatulencias

·4  min de lectura

Síntomas leves de hinchazón y gases después de comer, son comunes. Incluso entre comidas, mientras ves una película, cuando sales con tus amigos, estando en el auto, en una reunión… en cualquier momento puedes sentir la inminente llegada de un gas. A todos nos pasa, son normales, pero podemos minimizarlos incorporando algunos hábitos a nuestro día a día y ajustando algunos puntos en nuestra ingesta diaria.

En primer lugar, hay que tener en cuenta que el exceso de gases puede ser la consecuencia de problemas digestivos ocasionados por el desbalance de la flora intestinal. Este desequilibrio puede ocasionarlo la intolerancia de algunos alimentos, pero también el estrés y el consumo excesivo de café entre otras cosas.

Los gases son tema de discusión incluso en TikTok, donde Sandra Dubra, una farmacéutica española se ha hecho viral con sus recomendaciones y consejos sobre salud relacionados con distintas inquietudes comunes, los gases entre ellas.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Para Dubra además de los medicamentos como la dimeticona, hay que tener en cuenta los beneficios que puede tener ingerir probióticos, los cuales restauran la flora bacteriana, promoviendo el equilibrio intestinal y mejorando la digestión.

Por otra parte, hay que darle a la alimentación su justo lugar, y establecer algunas normas para ver cambios positivos en la producción de gases que, como explica la licenciada en nutrición Egleé Apolinar, no son signos ni síntomas de alguna enfermedad subyacente.

“Hay que partir de que los gases son naturales en el cuerpo, flatulencias y eructos, son procesos naturales de nuestro cuerpo. Cuando vienen acompañadas de distensión de abdomen dolor o hinchazón puede que entorpezcan algunas de nuestras actividades cotidianas, pero son procesos naturales del organismo”.

(Getty Creative)
(Getty Creative)

Apolinar, quien es coach nutricional asentada en Ecuador, explica que los eructos son una forma que tiene el organismo de desechar el exceso de aire que se puede acumular en el tracto digestivo superior. “Siempre, o la mayoría de ellos, se dan porque comemos o bebemos muy rápido y esto nos hace ingerir más aire. A veces el reflujo gastroesofágico puede producir eructos excesivos, pero en todo caso podemos encontrar mejoría comiendo y bebiendo mucho más lento de manera que entre menor cantidad de aire”.

Otra recomendación de la especialista es hacer una caminata suave después de las comidas. Además, evitar las bebidas carbonatadas, como los refrescos y las cervezas, así como también el consumo de caramelos masticables y chicles pues esto también nos hace tragar más aire.

(Getty Creative)
(Getty Creative)

En cuanto a las flatulencias, Apolinar, quien también es educadora en diabetes, dice que son ocasionados por la fermentación de los alimentos que no han sido bien digeridos. “Generalmente se dan porque hay residuos en el colon o hay un cambio en la flora bacteriana de nuestros intestinos. También quienes presentan intolerancia a la lactosa o a algún tipo de carbohidrato, así como quienes sufren de estreñimiento pueden presentar un exceso de flatulencias, pero en todos los casos mejoran con estas sencillas recomendaciones”.

Apolinar confirma el uso de medicación que nos pueda ayudar en los procesos digestivos. Además de los productos diseñados específicamente para evitar los gases, también están las enzimas que contribuyen con los procesos digestivos.

Sumar y restar: los alimentos que influyen

Una de las soluciones básicas que propone Apolinar es evitar o eliminar de la dieta alimentos como los granos o frijoles; las coles, el ajo, la cebolla y la cerveza. “Ya con este paso suele disminuir esta sintomatología. Los pacientes intolerantes a la lactosa deben estar muy pendientes de leer las etiquetas de los productos”.

(Getty Creative)
(Getty Creative)

“También hay productos light, o sin azúcar, que contienen por ejemplo sorbitol, entre otros edulcorantes, que pueden ocasionar gases. De hecho a quienes están en un régimen de pérdida de peso, o pacientes diabéticos se les aconseja no abusar de este tipo de productos. Adicionalmente podemos evitar temporalmente los alimentos ricos en fibra y luego irlos reintroduciendo progresivamente para saber realmente cuál nos produce gases”.

Con relación a los alimentos que podemos incluir para evitar la producción de gases, la web especializada Cuerpo Mente recomienda el consumo de jengibre, fresco o en polvo, al comenzar cada comida para estimular la función digestiva.

(Getty Creative)
(Getty Creative)

También recomienda masticar cilantro o incluso cocinar las leguminosas con algunas semillas de hinojo, o anís, o comino, pues son carminativos, es decir que previenen la formación de gases en el tubo digestivo y facilitan su expulsión, aliviando la distensión del abdomen y las flatulencias. 

Asimismo se aconseja el vinagre de manzana por sus efectos restauradores de la microbiota intestinal y la papaya, cuyos beneficios digestivos son tradicionalmente conocidos.

Es necesario destacar que si no mejoramos con tratamientos de venta libre, y estos cambios en nuestra rutina, o si se agrava la producción de gases hay que acudir al especialista inmediatamente.

MÁS HISTORIAS QUE TE PUEDEN INTERESAR:

EN VIDEO: ¿De verdad es saludable el jugo de cucaracha?

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.