Estrasburgo, la capital de la Navidad

·1  min de lectura

En este número de Carrusel de las Artes visitaremos Estrasburgo, una ciudad de historia y de barrios pintorescos, muy conocida por su mercado navideño, una tradición que remonta al siglo XVI. En tierras alsacianas nació la tradición del arbolito de Navidad, que se adoptó luego en todo el mundo.

Estrasburgo, la capital de la región francesa de Alsacia, es una ciudad con numerosos tesoros arquitectónicos e históricos. Sus típicas casas de entramados de madera son uno de los aspectos más llamativos de la ciudad.

El casco histórico de Estrasburgo se conoce como la “Grande-Ile”, la Gran Isla, porque está rodeada de agua gracias al río Ill y a un afluente del Rin. Pero otros barrios como la “Petite France” son encantadores. La ciudad alberga también numerosas instituciones europeas y su casco histórico fue inscrito en la lista del Patrimonio mundial de la Unesco.

“Christkindelsmärik“, una tradición antigua

La primera referencia escrita sobre un mercado de Navidad en Estrasburgo data de 1570, y se conserva en un documento resguardado en la Biblioteca Humanista de Selestat, no muy lejos de la capital alsaciana. Por esta razón, el de Estrasburgo se considera uno de los mercados navideños más antiguos de Europa y fue durante mucho tiempo el único en Francia.

Desde entonces, la ciudad ha perpetuado la tradición del mercado, que ha ido agrandándose y cambiando de lugar. Los habitantes de la ciudad lo llaman por su nombre en lengua alsaciana, Christkindelsmärik, que significa el Mercado del niño Jesús.

El arbolito de Navidad, un emblema y tradición alsaciana


Leer más

Leer tambien:
Josephine Baker, artista, militante y resistente, entra al Panteón francés
¿Quién fue Jeanne, la musa de Charles Baudelaire?
"Encantado", un grito en favor de los pueblos indígenas de Brasil

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.