Estragos de COVID-19 entre hispanos en Chicago e Illinois causan alarma

Agencia EFE

Chicago 18 may (EFE News).- En la ciudad de Chicago y en el estado de Illinois en su conjunto se reporta un marcado incremento en los casos de coronavirus entre los hispanos, lo que tiene a las autoridades y a la comunidad preocupados.

En Chicago, según las cifras del Departamento de Salud Pública de la ciudad, a la fecha se han reportado 36.669 casos positivos del coronavirus desde el inicio de la pandemia. Entre los hispanos hay 12.251 casos, muy por arriba de los casos de los residentes blancos y de los afroamericanos.

La cifra entre los hispanos representa el 33 % de todos los casos en la ciudad, según el Departamento de Salud Pública de la ciudad.

En comparación, entre los afroamericanos se han reportado 8.891 casos y entre los blancos una cifra menor de 4.367 casos.

En la ciudad hay un debate respecto a si los hispanos están acatando los protocolos de quedarse en casa, usar cubrebocas y mantener el distanciamiento social.

Activistas como Jesús Vargas piensan que los hispanos pueden estarse contagiando en los sitios de trabajo en donde el distanciamiento social es más difícil a menos que cada compañía se apegue a los lineamientos de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC).

En cuanto a las muertes por coronavirus en la ciudad, el número de casos entre los hispanos no es el más alto, pero es uno que sigue aumentando a diario.

Se han reportado 444 muertes a causas del coronavirus en Chicago, una ciudad donde los hispanos son el 29 % de una población de 2,5 millones. Entre las comunidades afroamericana se han reportado 778 muertes y entre los residentes bancos una cifra de 317 fallecimientos.

A nivel del estado los hispanos van a la cabeza de los casos del coronavirus con una alarmante cifra de 27.763 casos de un total en el estado de 94.91 casos según el Departamento de Salud Pública de Illinois. En comparación los residentes blancos del estado tienen 19.218 casos y los afroamericanos tienen 16.16 casos de coronavirus.

En las ultimas semanas tanto la ciudad y el estado han incrementado los sitios en donde los residentes pueden hacerse la prueba para detectar el coronavirus. El empuje ha sido ubicar sitios de pruebas accesibles para hispanos y afroamericanos.

Hasta ahora solo se han reportado 747 muertes a nivel estatal entre los hispanos, pero esto puede cambiar, apuntan activistas como Vargas, quien por las últimas semanas ha estado distribuyendo despensas de comida a los hispanos en La Villita -el barrio mexicano de Chicago- que han dado positivo para el devastador virus.

Este fin de semana Vargas y varios voluntarios llevaron una despensa a la casa de Ofelia Ramírez, cuyo esposo Julio contrajo el virus y falleció en casa antes de acudir a un hospital.

“Lo que muchas veces les dicen a los hispanos de que se queden quince días en casa a veces resulta contraproducente,” afirmo Vargas, “A veces esperan ya muy tarde para marcar el 911 y ser transportados a un hospital”.

(c) Agencia EFE