"Estoy furioso": anfitriona de Airbnb llama "monos" a sus huéspedes

Una anfitriona de Airbnb desalojó de su propiedad a un grupo de huéspedes afroamericanos y los llamó “monos”.

En un video compartido en Twitter se aprecia como una anfitriona de Airbnb de Nueva York llama “monos” a un grupo de invitados. (Captura de pantalla: Twitter/Bpereztalks)

“Anoche llamaron monos a mis amigos y los expulsaron de una casa en alquiler de @Airbnb en la ciudad de Nueva York a las 2 de la madrugada”, tuiteó el sábado Brandon Perez. “El video muestra los epítetos raciales, pero no la plenitud de su intolerancia. Estoy furioso”.

Al parecer, la anfitriona de Airbnb, que se llama Kate, según indica la captura de pantalla de su anuncio, creía que los cuatro hombres que se alojaban en su casa habían colado a un quinto amigo. “¿Qué mono va a dormir en el sofá?”, peguntó en el vídeo.

El invitado Meshach Cisero, quien tiene 29 años y es copropietario del restaurante The Caged Bird en Washington, DC, le dijo a Yahoo Vida y Estilo que el viernes el novio de la mujer les dio la bienvenida en la casa de Manhattan, donde habían reservado una habitación en el tercer piso por encima de otro huésped. El propietario y su novia residían en el primer piso.

Uno de los cuatro hombres llevó a su perro, supuestamente con el consentimiento del propietario, con la intención de que una amiga del vecindario lo cuidara en su casa. Sin embargo, tras ver a otro perro en el apartamento, los hombres le preguntaron a la propietaria si podían quedarse con su mascota en la habitación, y ella aceptó.

Mientras escuchaban música y se preparaban para salir, Cisero contó que el novio de Kate subió las escaleras y les pidió amablemente que bajaran el volumen. “Usamos mucho Airbnb y nos preocupan las opiniones de nuestros anfitriones, por lo que apagamos inmediatamente la música”, le dijo Cisero a Yahoo Vida y Estilo.

Según Cisero, el novio subió las escaleras de nuevo y les dijo: “¿Pueden estar más tranquilos?”, recordó. “Eso te hace sentir incómodo”.

Al parecer, cuando llegó la cuidadora del perro, Kate entró “echa una furia”.

“Ella dijo: ‘Mi novio vino aquí dos veces para decirte que te calmes. Estás haciendo una fiesta con un quinto invitado’”, contó Cisero. “Mi hermano dijo que solo se quedarían cuatro personas en la habitación”, aunque Kate escribió en Airbnb que en el apartamento “cabía una persona más en el sofá”.

Un grupo de huéspedes afroamericanos que fueron expulsados de un alquiler de Airbnb y a quienes la anfitriona llamó “monos”, compartieron su anuncio en Twitter. (Captura de pantalla: Twitter/Bpereztalks)

Cisero dijo que Kate los llamó “monos” y les dijo que se fueran. “Dijo que no se sentía segura porque éramos ‘delincuentes’ que podrían robarle o dañar su hogar”, explicó.

Los hombres llamaron al 911, según Cisero, pero no presentaron cargos. El Departamento de Policía de Nueva York no pudo verificar el incidente sin la dirección de Kate, que Yahoo Vida y Estilo no pudo conseguir.

Según Cisero, los hombres pasaron horas buscando una habitación de hotel, por la cual Airbnb les reembolsó. Dijo que durante la segunda noche reservaron otra habitación en Airbnb, que luego la compañía canceló aduciendo que era un anuncio ilegal. El grupo tuvo que alojarse en un hotel durante su última noche.

El representante de Airbnb no respondió a la solicitud de entrevista de Yahoo Vida y Estilo. No obstante, el portavoz Benjamin Breit le dijo a The Daily Dot que han prohibido el acceso a Kate por violar la política de no discriminación de la plataforma.

“El lenguaje que se utilizó en este vídeo es inaceptable y no tiene cabida en la comunidad de Airbnb”, dijo Breit. “Estamos apoyando a Cisero y sus amigos para que encuentren un nuevo lugar donde quedarse a través de nuestra política de Puertas Abiertas… Les agradecemos que nos hayan informado de lo ocurrido para poder tomar medidas”.

Yahoo contactó al supuesto novio de Kate, pero no quiso responder a las preguntas. Al parecer, el hombre escribió un correo electrónico al sitio web NewsOne diciendo: “Aunque el video es verídico, no capta todo lo que sucedió en la noche”.

“Los invitados estuvieron haciendo mucho ruido hasta las 2 de la madrugada y les pedí varias veces que no lo hicieran ya que algunos de nuestros familiares intentaban dormir”, escribió. “La mujer del vídeo se frustró y les pidió que se fueran debido al ruido, pero se negaron y la insultaron, entonces ella reaccionó”, añadió.

El hombre le dijo a NewsOne: “Esta ha sido una situación estresante, y aunque el calificativo de monos no está justificado, creemos que es justo escuchar la otra parte de la historia”.

“Airbnb no puede prevenir el racismo, pero debe contar con un plan de contingencias para mitigar este tipo de problemas”, le dijo Cisero a Yahoo Vida y Estilo. “Es triste, pero esto realmente no me sorprende. Para el propietario, unos hombres afroamericanos simplemente no tenían voz ni voto en su apartamento”.

Elise Solé