Estela de Carlotto recordó sus diferencias “imposibles” con Hebe de Bonafini, pero destacó su lucha

Estela de Carlotto y Hebe de Bonafini, durante un acto en La Plata, en 2008
Estela de Carlotto y Hebe de Bonafini, durante un acto en La Plata, en 2008 - Créditos: @FERNANDO MASSOBRIO

En medio de la controversia que generó la dura respuesta al Presidente de las Madres de Plaza de Mayo, que consideraron un “insulto” que Alberto Fernández las vinculara en un tuit con las Abuelas de Plaza de Mayo, la titular de esta asociación, Estela de Carlotto, destacó la lucha de Hebe de Bonafini por sobre las diferencias. “ Tenía momentos que era realmente imposible de entender o razonar, porque tenía su carácter fuerte, pero lo que interesa es lo que hizo y lo que dejó ”, destacó Carlotto.

“La noticia de su fallecimiento me causó mucha tristeza, por supuesto, porque si bien por la edad que tenemos ya es de esperar esa solución de la vida, la muerte, no obstante uno piensa cuánto más podría haber seguido haciendo desde lo que ella tenía como convicción en derechos humanos”, sostuvo la titular de Abuelas en diálogo con FM Cielo.

Un kirchnerista se fue a Qatar y el Senado quedaría paralizado durante casi todo el Mundial

Durante la entrevista, Carlotto no buscó disimular las diferencias y duras críticas que Bonafini su plantear frente a las Abuelas y otras organizaciones de Derechos Humanos, pero priorizó el sentido de la lucha de la titular de las Madres. “No coincidíamos en absolutamente en nada en muchas cosas, pero fue una mujer reconocida por el mundo entero y es una mujer que se dedicó a pregonar la necesidad de la condena a los responsables, de buscar a los que no volvieron”, señaló.

También recordó los orígenes compartidos de las mujeres que luego se convertirían en las Abuelas y las Madres de Plaza de Mayo, que internamente se dividieron también por las diferencias en la conducción que planteaba Bonafini, dando paso a las Madres Línea Fundadora. “En los primeros tiempos hemos caminado juntas porque estábamos recién formándonos en qué hacer ante esta situación. Porque si bien la república Argentina tuvo muchas dictaduras, esta última, que tiene que ser la última, fue feroz. El proyecto que trajeron fue terriblemente inhumano. Eso lo desconocíamos nosotros, tuvimos que saberlo, y la búsqueda empieza y no termina nunca”, sostuvo Carlotto.

Las expresidentas Cristina Kirchner y Dilma Rousseff, junto a Hebe de Bonafini, y Estela de Carlotto, en 2011
Las expresidentas Cristina Kirchner y Dilma Rousseff, junto a Hebe de Bonafini, y Estela de Carlotto, en 2011

“Ella dejó eso: su forma de hacer, de difundir por el mundo lo que pensaban las Madres. Buenos, luego vino la división y nuestra relación es más con la Línea Fundadora que con ella, porque a veces por su carácter tenía momentos que era realmente imposible entender o razonar, porque tenía su carácter fuerte, pero lo que interesa es lo que hizo y lo que dejó “, agregó Carlotto.

Sobre esas diferencias con Bonafini, pero también sobre las divisiones actuales en la sociedad, Carlotto agregó. “Todos somos argentinos y vivimos en este país, y todos tenemos que amar al país y entre nosotros. No todos pensamos lo mismo, sería terrible, pero las diferencias no nos hacen enemigos. Tenemos que pensar en ayudar al que menos tiene, ayudar al que gobierna, porque hay tantas dificultades que impiden que este país riquísimo sea un país en donde la pobreza no exista. Eso es lo que más nos duele: que haya chiquitos que no comen y madres que no los pueden vestir”.

“El odio que se quiere fomentar, que lo hacen muchos políticos, no lleva a nada. El amor, no la tolerancia, sino el entendimiento, el saber que aunque pensemos distinto no somos enemigos”, insistió Carlotto, para explicar qué busca pregonar como dirigente de Abuelas.

Ayer, la dura respuesta que Madres de Plaza de Mayo envió al Presidente buscó recordar las diferencias que Bonafini planteó contra el resto de las organizaciones de derechos humanos. Para despedir a Bonafini, Alberto Fernández publicó en su cuenta de Twitter. “Con la partida de Hebe de Bonafini perdimos una luchadora incansable. Reclamando verdad y justicia junto a las Madres y Abuelas, enfrentó a los genocidas cuando el sentido común colectivo iba en otra dirección. Con enorme cariño y sincero pesar, la despido. Hasta siempre Hebe”.

Un fallo inminente de la Corte puede devolverle a la Ciudad los fondos que le recortó el Gobierno

La destemplada respuesta a Fernández llegó horas más tarde. “Señor Presidente no se perdió nada, el legado de las Madres vive en el pueblo”, afirmó la entidad en Twitter. Y agregó: “Relacionar la lucha de nuestra Presidenta con otra organización es un insulto. Por suerte Hebe hizo público todo lo que pensaba de usted“.