Este es el vídeo sobre la caza de ballenas con arpón prohibido durante años

Tras una larga batalla con el Gobierno australiano, la organización ecologista Sea Shepherd publicó un impactante vídeo en el que se ve a unos pescadores japoneses cazando ballenas con arpón explosivo en el océano Antártico. Las imágenes fueron tomadas en 2008 por equipos de las aduanas australianas para documentar la caza de estos animales en aguas australianas. Muestran, de manera detallada, las prácticas de los balleneros japoneses. Desde 2012 la organización ecologista había reclamado al ministerio australiano de Protección de Fronteras que publicara las imágenes en nombre de la libertad de información, destacando, además, que habían sido costeadas con dinero público.

“El Gobierno australiano censura este vídeo desde hace años. La principal razón es que las imágenes de esta horrible masacre iban a perjudicar las relaciones diplomáticas con Japón”, explicaba en un comunicado el director de Sea Shepherd, Jeff Hansen.

El Gobierno se opuso en varias ocasiones a difundir el vídeo, por lo que se recurrió al Comisario australiano de Información, que tiene potestad para evaluar las decisiones gubernamentales en lo relativo a la libertad de información y que decidió que se debía desbloquear la cinta.

“El Gobierno australiano eligió ponerse al lado de los cazadores furtivos en lugar de defender las ballenas del océano Antártico”, explicaba Hansen. Japón firmó la moratoria sobre la caza de la Comisión Ballenera Internacional, pero utiliza un vacío en el texto que autoriza la caza de cetáceos con fines científicos. La Corte Internacional de Justicia ordenó en 2014 a Japón que pusiera fin a sus campañas regulares de caza en aguas del Antártico, subrayando que estas no se correspondían con los criterios científicos requeridos.

Japón anuló la campaña 2014-2015, pero al año siguiente retomó la caza, presentando otro programa fundamentado, según Tokio, en verdaderos motivos científicos. Tokio asegura que quiere demostrar que la población de ballenas es lo suficientemente importante como para soportar las campañas comerciales de caza con fines alimentarios.

Las imágenes que ahora vemos muestran la crudeza de la caza con arpón explosivo, en la que el animal agoniza durante un largo periodo mientras que es arrastrado por el barco de pesca. “Toma mucho tiempo hasta que muere la ballena. Es salvaje”, sentenció Hansen. Sea Shepherd asegura además que el vídeo demuestra que los japoneses se encontraban pescando en un santuario protegido de cetáceos.

También te puede interesar: