Estancia de Ánimas, de luto por 3 ataúdes

·1  min de lectura

ZACATECAS, Zac., julio 15 (EL UNIVERSAL).- Y la espera terminó. A punto de cumplirse un mes desde que dejaron su pueblo, Estancia de Ánimas, en Villa González Ortega, finalmente la mañana del jueves regresaron los cuerpos de Mayra Beltrán, Francisco Javier Delgado y Fernando Gallegos, los tres migrantes zacatecanos que perdieron la vida en "el tráiler de la muerte", que fue abandonado en Texas, Estados Unidos.

Cada uno, en sus ataúdes, fueron llevados a sus viviendas, donde los esperaban sus familiares para velarlos. Hoy, las familias desean que los cortejos fúnebres partan al mismo tiempo rumbo al panteón para darles santa sepultura y el último adiós.

Sobre el féretro de Mayra, quien ha dejado a dos niñas huérfanas, fue colocado su uniforme deportivo del equipo de softbol Indian’s, una manta con una fotografía donde lucía sus vestimentas de deportista, así como diversos mensajes.

Los familiares de Francisco relatan que una de las intenciones que tenía al cruzar la frontera era juntar dólares y enviarlos a su familia para sacar de la cárcel a su padre, acusado de feminicidio, un delito que aseguran sus familiares no cometió, pero fue imputado porque la víctima fue arrojada en unos predios que eran de él.

A escasos metros también era velado el cuerpo de Fernando, quien se animó a intentar cruzar la frontera para darle una mejor calidad de vida a su familia.

Hoy, las familias de Mayra, Francisco y Fernando pueden verlos, llorarles y despedirse de ellos, después de más de 15 días de incertidumbre y trámites migratorios para que finalmente se pudieran repatriar sus cuerpos.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.