Estadounidenses también deben sacar permiso para visitar Baja California

Redacción
Estadounidenses también deben sacar permiso para visitar Baja California

Tras anunciarse hace unos meses, sobre las deportaciones que se harían a estadounidenses que viven ilegalmente en Rosarito, algunos expatriados han acudido a las oficinas de Migración para tener su papeleo en orden, reporta San Diego Reader.

A raíz de esto, se han hecho evidentes las dificultades por las que pasan los viajeros estadounidenses, al no cumplir requisitos para su estancia legal en Baja California.

Desde el 2015, los estadounidenses necesitan tramitar el permiso “Forma Migratoria Múltiple” para poder viajar a México a un distancia más allá de 20 o 30 kilómetros de la frontera.

Esta información desconocida muchas veces por los viajeros, se ha vuelto el foco de atención en los últimos meses entre la comunidad de visitantes. A algunos se les ha prohibido abordar barcos por no cumplir al pie de la letra con las reglas.

De acuerdo con información publicada en la Embajada y Consulados de Estados Unidos en México, los estadounidenses que estén por 72 horas o menos dentro de “la zona fronteriza” ( a 35km de la frontera con los Estados Unidos), no necesitan un permiso.

La Forma Migratoria Múltiple, también conocida como FM-T, se solicita cuando los ciudadanos americanos viajan más allá de la zona fronteriza. Este está disponible en los consulados mexicanos, puntos de cruce con la frontera mexicana, oficinas de turismo mexicanas, en aeropuertos ubicados en la zona fronteriza o a través de Internet.

Aquellos que viajen por negocios o por estancias de hasta 180 días deben completar y entregar la forma FM-N, así como traer una visa y un pasaporte americano válido.

La Embajada señala que el permiso FM-T tiene un costo de $22 dólares, mientras que el permiso para permanecer por hasta 180 días en México, tiene un precio de $28 dólares por persona.

Cuando un estadounidense no pide el permiso correspondiente, pueden recibir una multa de $40 dólares al momento de su regreso a los Estados Unidos.
Twitter
editorial@sandiegored.com