Los estadounidenses que creen poder detectar las 'noticias falsas' serían los más vulnerables a ellas, dice un estudio

·2  min de lectura

Los estadounidenses más propensos a decir "noticias falsas" también parecen ser más propensos a creer artículos que no son ciertos, según un nuevo estudio.

Una investigación publicada por Proceedings of the National Academy of Sciences que examinó 8,285 sujetos encontró que aquellos más confiados en su capacidad para diferenciar entre hechos y ficción podrían tener una mayor responsabilidad por la difusión de hechos imprecisos.

"El exceso de confianza puede hacer que las personas sean más propensas a exponerse inadvertidamente a información errónea y, cuando confían en la veracidad del contenido de las noticias que de hecho son falsas, es más probable que participen en su difusión", se lee en el estudio, realizado por investigadores de la Universidad Princeton, la Universidad de Utah, la Universidad Washington en St. Louis, Dartmouth College y Universidad de Exeter.

Según sus hallazgos, “si las personas se ven incorrectamente como altamente capacitadas para identificar noticias falsas, pueden consumir más y aceptarlas más fácilmente. Esto puede ser especialmente cierto si el contenido falso se ajusta a su visión del mundo, lo que genera menos escepticismo".

Entre las muestras utilizadas para entrevistar a los encuestados se encuentran titulares de las elecciones de mitad de periodo de 2018. Hasta el 75% de los estadounidenses sobrestiman su capacidad para reconocer un título falso. Aproximadamente 9 de cada 10 encuestados cree que su capacidad para detectar una historia falsa está por encima del promedio.

“Este exceso de confianza es mayor entre las personas menos capacitadas para distinguir realmente el contenido legítimo del falso”, afirman los investigadores. "Además, al utilizar datos de comportamiento basados ​​en la actividad en línea de los encuestados, encontramos que las personas con exceso de confianza tienen más probabilidades de visitar sitios web conocidos por difundir contenido falso o engañoso".

El estudio también encontró que los republicanos son más confiados que los demócratas, "lo cual no es sorprendente dados los niveles más bajos de confianza en los medios que informan".

Según CNN, el líder del estudio, el profesor Ben Lyons, dijo en un comunicado que la mayoría de los estadounidenses cree que la confusión causada por noticias falsas es generalizada, pero no muchos creen haber visto o compartido esa información personalmente.

El estudio publicado por PNAS también afirma que "estos resultados pintan un panorama preocupante: las personas menos preparadas para identificar el contenido de noticias falsas son también las menos conscientes de sus propias limitaciones y, por lo tanto, más susceptibles a sus efectos y con mayor probabilidad de contribuir a su difusión".

El estudio no concluye que el exceso de confianza haga que las personas se involucren directamente con noticias falsas, aunque sí sugiere que la capacidad de un individuo para pensar que es bueno para detectar noticias falsas y su capacidad real para hacerlo podría conducir a la diseminación de información incorrecta.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.