Estadounidense es condenado a tres años de cárcel en México tras hallarle arma en el auto

·3  min de lectura

UN HOMBRE de Arizona, Estados Unidos, fue sentenciado a casi tres años de prisión en México después de que supuestamente por error dejó su pistola bajo el asiento del auto mientras vacacionaba con su familia.

Ira Beavers y su esposa, Francine Nicholson, así como sus hijos estaban de camino a Puerto Peñasco en México el 30 de julio cuando fueron detenidos en la frontera en Lukeville, Arizona, según WTHR.

La Patrulla Fronteriza halló la pistola bajo un asiento del auto. A Beavers se le olvidó retirar el arma de fuego, una Glock 9 mm, del vehículo antes del viaje a México, dijo Nicholson a la estación.

“Nos detuvieron e inspeccionaron nuestro auto como el de todos los demás”, comentó Nicholson. “Es absolutamente legal [portar armas] aquí en Arizona”, añadió la esposa sobre el arma de fuego.

También lee: Repunta la venta de armas en EU en medio de la pandemia y las protestas

Sin embargo, las leyes de armas más estrictas de México llevaron a que los oficiales arrestaran a Beavers y Nicholson. “Nos esposaron a los dos enfrente de nuestros hijos”, expresó ella, y describió el momento como “absolutamente aterrador”.

Nicholson dijo que ella y su esposo nunca antes habían sido arrestados.

La esposa fue liberada de la custodia después de 48 horas, según una página de GoFundMe abierta por su amiga Deydra Stevenson. Sin embargo, Beavers, de Glendale, Arizona, el pasado viernes fue sentenciado a purgar tres años en una prisión federal en México.

A Beavers le dieron una sentencia de dos años, nueve meses y 17 días en prisión después de que la familia le pagó a un abogado 7,500 dólares “solo para que ellos tomaran el dinero y no hicieran el trabajo para el que se les contrató”, escribió Stevenson.

No te pierdas: Tras masacre, Biden exige al Congreso legislar sobre control de armas: ‘No necesitamos esperar otro minuto para salvar vidas’

La familia ahora espera reunir dinero para pagarle a un nuevo abogado que apele la sentencia y lleve a Beavers a casa.

“El 30 de julio, mi mejor amiga y su esposo, Ira Beavers, así como sus tres hijos estaban de camino a Puerto Peñasco, México”, escribió Stevenson en la página, la cual hasta ahora ha recaudado más de 9,700 dólares en donativos.

“Su auto fue detenido en la frontera de Lukeville y registrado. Accidentalmente, Ira olvidó retirar su arma de fuego y esta fue hallada. Ellos fueron arrestados, mi amiga fue liberada 48 horas después, pero su marido todavía está en la prisión en México”.

El trabajo del abogado original “provocó que él fuera sentenciado a dos años, nueve meses y 17 días”, añadió Stevenson. “La corte ni siquiera le dio a Ira la oportunidad de salir bajo fianza”.

Te recomendamos: Solo 195 armas de fuego, con permiso de Sedena en México

La familia ahora ha contratado a un abogado nuevo, quien ha prometido llevar a Beavers pronto a casa, según la página de GoFundMe.

“Mi amiga halló un abogado que tomará el caso, pero él cobra 15,000 dólares”, escribió Stevenson.

“Tratamos de reunir tanto dinero como podamos para traerlo de vuelta a casa en Arizona. Él es una buena persona que nunca se había metido en problemas ni había sido arrestado. El abogado nuevo nos garantiza que puede traerlo a casa en 30 días. Cualquier centavo ayuda. Traigamos a Ira de vuelta a casa”. N

—∞—

Publicado en cooperación con Newsweek / Published in cooperation with Newsweek

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.