“Estados Unidos ha vuelto”: líderes mundiales reaccionan a la inauguración de Biden

Matt Mathers
·7  min de lectura
<p>Los líderes mundiales felicitan a Joe Biden por su toma de posesión como el 46 ° presidente de los Estados Unidos, poniendo fin a uno de los períodos más caóticos en la historia de Estados Unidos</p> (Getty Images)

Los líderes mundiales felicitan a Joe Biden por su toma de posesión como el 46 ° presidente de los Estados Unidos, poniendo fin a uno de los períodos más caóticos en la historia de Estados Unidos

(Getty Images)

Los líderes mundiales felicitan a Joe Biden por su toma de posesión como el 46 ° presidente de los Estados Unidos, poniendo fin a uno de los períodos más caóticos en la historia de Estados Unidos bajo Donald Trump, quien hoy abandonó la Casa Blanca por última vez bajo una nube de escándalo y haber concedido una serie de indultos a sus amigos y asociados.

Después de su juramento, Biden pronunció comentarios frente a un National Mall vacante pero fuertemente militarizado que se había llenado con banderas estadounidenses debido a la pandemia de coronavirus en curso, cuyo manejo probablemente definirá el primer año del nuevo presidente en el Óvalo. Oficina.

"Este es el día de Estados Unidos", dijo Biden al comenzar su discurso. "Este es el día de la democracia. La democracia ha prevalecido", agregó, en el único ataque al presidente saliente, que intentó subvertir la voluntad del pueblo estadounidense y revertir el resultado electoral pero fracasó.

Como se esperaba, el nuevo comandante en jefe pidió la unidad, instando a republicanos y demócratas en lados opuestos del pasillo a unirse para superar los desafíos del país y "restaurar el alma y asegurar el futuro de Estados Unidos".

"Debemos poner fin a esta guerra que enfrenta al rojo contra el azul, lo rural a lo urbano, lo conservador a lo liberal", prosiguió Biden. "Podemos hacer esto si abrimos nuestras almas en lugar de endurecer nuestros corazones". Además de jurar domesticar ante la pandemia, Biden se comprometió a hacer de la crisis climática una prioridad y prometió derrotar al "terrorismo interno" a raíz del motín mortal en el Capitolio de Estados Unidos a principios de este mes que dejó cinco muertos.

Con una bandeja de entrada a reventar en el frente interno, es comprensible que Biden no tenga mucho que decir sobre los intereses de Estados Unidos en todo el mundo, aunque ya ha dicho que volverá a firmar el Acuerdo Climático de París, revertirá la prohibición de viajar de Trump a los países musulmanes. e intentar restaurar el acuerdo nuclear con Irán.

A pesar de que Biden dedicó poco tiempo a las relaciones internacionales en sus comentarios, es probable que los primeros ministros y presidentes de todo el mundo hayan dado un suspiro de alivio ahora que Trump finalmente abandonó el "pantano" de Washington D.C. que prometió limpiar al asumir el cargo.

Los líderes de algunos países han reaccionado con más calidez hacia el nuevo presidente que otros, pero sin duda todos se sentirán aliviados por la partida de la diplomacia de Twitter de Trump.

Entre los que no se reprimieron en felicitar al nuevo presidente por su juramento se encontraba la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen. "Estados Unidos ha vuelto", escribió en Twitter. "Y Europa está lista. Para volver a conectar con un socio antiguo y confiable, para dar nueva vida a nuestra querida alianza. Espero trabajar junto con Joe Biden", agregó.

Después de sufrir un nuevo escrutinio por su relación con Trump en las últimas semanas, el primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson, fue un poco más mesurado al enviar sus mejores deseos al nuevo presidente. "Felicitaciones a Joe Biden por su juramento como presidente de Estados Unidos y a Kamala Harris por su histórica toma de posesión", tuiteó Johnson. "El liderazgo de Estados Unidos es vital en los temas que nos importan a todos, desde el cambio climático hasta Covid, y espero trabajar con el presidente Biden".

El primer ministro italiano, Giuseppe Conte, describió la toma de posesión de Biden como "un gran día para la democracia".

Tuiteó: “Deseando buen trabajo al presidente Joe Biden y a la vicepresidenta Kamala Harris. Este es un gran día para la democracia, que trasciende las fronteras estadounidenses. Italia está lista para enfrentar los desafíos de nuestra agenda internacional común junto con Estados Unidos ”.

Biden no ha ocultado sus raíces y el primer ministro irlandés, Michael Martin, espera que la administración sea amiga de la Isla Esmeralda, ya que comienza a sentir la caída del voto del Reino Unido para abandonar la UE.

En un tuit, Martin dijo: "Hoy, un verdadero amigo de Irlanda, @JoeBiden, se convirtió en el 46º presidente de los Estados Unidos. Como dijo en su discurso, es un día de historia y esperanza y espero forjar vínculos cada vez más estrechos entre nuestras dos grandes naciones. #InaugurationDay

En una declaración en video, el presidente alemán Frank-Walter Steinmeier dijo: "Estoy muy aliviado de que, hoy, Joe Biden esté juramentado como presidente y se mudará a la Casa Blanca. Sé que muchas personas en Alemania comparten este sentimiento".

A pesar del colapso de su gobierno a principios de esta semana debido a un escándalo de prestaciones de cuidado infantil, el primer ministro holandés, Mark Rutte, también se tomó el tiempo para felicitar al nuevo presidente.

Mientras tanto, en Rusia, la inauguración fue recibida con una respuesta silenciosa del Kremlin y sus aliados en los medios estatales.

En el Canal 1, los presentadores se mostraron indiferentes a los eventos. La mayoría notó la presentación militarizada de Washington D.C. durante la inusual ceremonia. Pero solo Olga Skabayeva, la presentadora del programa de charlas de propaganda en horario de máxima audiencia de la noche, parecía genuinamente animada por la pandemia y el retraso en la seguridad.

“Nadie vino a la toma de posesión del Viejo Joe”, declaró. “¿Por qué todos los muros altos? ¿El alambre de púas? ¿Tienen miedo de algo? "

Horas antes, el portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, confirmó que su jefe no tenía planes de celebrar la ocasión ni enviar un telegrama de inmediato. Vladimir Putin fue el último de los principales líderes mundiales en felicitar al presidente entrante por su elección.

“Nada cambia”, dijo Peskov. "Rusia seguirá viviendo como lo ha hecho durante muchos siglos, buscando relaciones amistosas con Estados Unidos".

El ambiente era más optimista en Kiev, donde Volodymyr Zelensky expresó alivio ante la perspectiva de una Casa Blanca posterior a Trump. El presidente ucraniano invitó inmediatamente a Biden a Kiev y sugirió que las relaciones serían "mejoradas" por su nueva administración.

Ucrania fue uno de los perdedores obvios del enfoque poco ortodoxo de Trump hacia los asuntos internacionales. En 2019, el presidente de Estados Unidos retuvo una ayuda de seguridad vital para la nación devastada por la guerra, aparentemente con la esperanza de ensuciar a su rival Joe Biden y su hijo, Hunter. Ese infame quid-pro-quo se convirtió en el foco del primer juicio político y, en última instancia, sin éxito.

El primer ministro canadiense Justin Trudeau, que tenía relaciones marcadamente frías con Trump, también dijo a principios de esta semana que la nueva administración "marcaría un nuevo capítulo en la increíble relación entre [los] dos países".

La ceremonia de inauguración reducida del miércoles fue despojada de gran parte de su espíritu festivo habitual, pero es uno que hizo historia. La compañera de fórmula de Biden, Kamala Harris, hija de inmigrantes de Jamaica e India, se convirtió en la primera persona negra, la primera mujer y la primera estadounidense de origen asiático en ocupar el cargo de vicepresidenta después de que prestó juramento ante la juez de la Corte Suprema de Estados Unidos, Sonia Sotomayor, la primer miembro latina de la corte.

Hubo actuaciones de las estrellas del pop Lady Gaga y Garth Brooks, quienes cantaron el himno nacional. Jennifer Lopez también interpretó una mezcla de canciones.

Las celebraciones culturales continuarán el miércoles por la noche con una transmisión especial de dos horas a través de seis redes de televisión y redes sociales, conducida por el afable actor de "Toy Story" Tom Hanks, conocido como “America's Dad".

Los eventos, que reunieron a algunas de las celebridades blancas, negras e hispanas más importantes, marcan un fuerte contraste con la inauguración de Trump en 2017, que tuvo poco poder de estrella y vio a varios artistas rechazar las invitaciones para los eventos inaugurales.

El especial de televisión del miércoles, llamado "Celebrating America", contará con actuaciones y apariciones de todo el país de estrellas como Bruce Springsteen, Katy Perry, Tim McGraw, Lin-Manuel Miranda, Justin Timberlake, Demi Lovato y John Legend.

El comité inaugural de Biden dijo que el especial también contará con maestros, conductores de reparto y trabajadores de la salud, junto con niños que recaudaron dinero para llevar comida a las personas que han atravesado tiempos difíciles debido a la pandemia del coronavirus.

Información adicional de Oliver Carroll