Estados Unidos superó la barrera de los cinco millones de casos de coronavirus

LA NACION
·2  min de lectura

WASHINGTON.- Estados Unidos superó este domingo la barrera de los cinco millones de contagios de coronavirus, según el último recuento de la Universidad Johns Hopkins, y ya registra más de 162.000 muertes.

La primera potencia mundial, que llegó a 5.000.603 casos y 162.430 muertes esta mañana, es por lejos el país más afectado en términos absolutos en el mundo.

Detienen a un hombre que le escupió en la cara a un niño y le dijo: "Ahora tenés coronavirus"

La línea de los cuatro millones de contagios se había alcanzado hace poco más de dos semanas.

El presidente Donald Trump anunció el sábado la firma de órdenes ejecutivas para dar alivio económico a los norteamericanos, que buscan evitar desalojos de sus viviendas por falta de pago de arrendamiento, y otorgar ayuda adicional a los desempleados afectados por las medidas de confinamiento derivadas de la pandemia.

Trump promulgó estos decretos ante la falta de un acuerdo en el Congreso.

"Nunca debimos llegar a ese punto. Ningún otro país en el mundo ha sido tan afectado como nosotros", denunció por su lado el demócrata Joe Biden, fustigando la inacción de Trump, a quien busca vencer en la elección presidencial de noviembre. "No quería tener que lidiar con esta pandemia, así que dejó de intentarlo. No hizo su trabajo".

Las cifras de contagios empezaron a aumentar considerablemente a partir de junio en Estados Unidos, que registró más de 70.000 nuevos casos diarios a mediados de julio.

Explosión en Beirut: protestas, renuncias y un cráter de 43 metros de profundidad

Sin embargo, las clases presenciales en las escuelas comenzaron en varios estados del país, incluso en aquellos donde el coronavirus sigue circulando de manera activa. Y se han tenido que imponer cuarentenas después de que han aparecido casos entre los estudiantes.

El número de decesos también aumenta, con más de 1000 muertes diarias en las últimas dos semanas. Sin embargo, el número de fallecimientos no se disparó en forma exponencial como temían algunos expertos.

Agencia AFP