Estados Unidos suaviza el tono, pero Pekín no retrocede

·1  min de lectura

Estados Unidos dice que quiere mantener las líneas de comunicación abiertas con China aunque, Antony Blinken, precisó que los ejercicios militares de Pekín en el estrecho de Taiwán son “acciones provocativas”. Blinken asegura que China ha elegido sobreactuar tras la visita de Nancy Pelosi, a la isla. Pekín no retrocede: “La costumbre de Estados Unidos es crear un problema y luego utilizarlo para lograr sus objetivos. Pero este enfoque no funcionará con China. Queremos lanzar una advertencia a Estados Unidos para que no actúe precipitadamente y no cree una crisis mayor”, expresó el ministro de Asuntos Exteriores de China.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.