Estados Unidos: Una serie de inundaciones mortales azota California

AP - Godofredo A. Vásquez

Unos 4,5 millones de personas están bajo alerta por inundaciones, decenas de miles de hogares se han quedado sin electricidad y 18 personas han muerto desde finales de diciembre: el norte y el centro de California se han visto afectados por lluvias torrenciales récord.

Entre todas las desapariciones y destrucciones, una tragedia ha conmovido especialmente a California, la de un niño de cinco años desaparecido desde el lunes 9 de enero en San Miguel, al sur de San Francisco.

Tragedia en San Miguel

El lunes por la mañana, Kyle se dirigía al colegio en el coche de su madre cuando las aguas subieron de repente a la carretera, informa nuestro corresponsal en Miami, David Thomson. En cuestión de minutos, la carretera de San Miguel, una pequeña localidad del centro de California, se convirtió en un torrente tan potente que arrastró el coche del niño de cinco años y de su madre.

In extremis, los residentes consiguieron salvar a la madre agarrándola del brazo, pero fue imposible sujetar a Kyle; el niño fue arrastrado por las aguas. El miércoles por la noche continuaba su búsqueda. Su historia conmueve a toda California e ilustra la violencia del mal tiempo que dura ya desde hace varias semanas.

La pesadilla está lejos de terminar

Desde Los Ángeles hasta Fresno, pasando por San Francisco, todo el estado se ha visto afectado por estas lluvias históricas, con imágenes alucinantes como los boquetes que literalmente aspiran coches en carreteras destripadas por gigantescos corrimientos de barro.

Y "aún no estamos fuera de peligro", advierte el Gobernador Gavin Newsom, que espera que las tormentas duren al menos hasta el 18 de enero. Se decretó una alerta ciclónica el miércoles por la noche.


Leer más sobre RFI Español