Estados Unidos retoma pruebas de misiles hipersónicos

David Brennan / Newsweek
·3  min de lectura

LA FUERZA Aérea estadounidense está preparada para realizar la primera prueba de vuelo de su proyecto de misiles hipersónicos, dentro de los próximos 30 días, informó la dirección de Armamento del Centro de Gestión del Ciclo de Vida de la Fuerza Aérea.

A través de un comunicado, la dependencia señaló que el primer vuelo de prueba de refuerzo (BTF-1) del Arma de Respuesta Rápida AGM-183A, lanzada desde el aire, conocida como ARRW, se llevará a cabo dentro de un mes.

La prueba estaba programada para diciembre de 2020 y se reagendó para la semana pasada. Sin embargo, fue pospuesta sin razón aparente. La Fuerza Aérea no informó por qué el lanzamiento se había retrasado repetidamente, aunque citó “hallazgos técnicos” y la pandemia de COVID-19 como factores para suspender los ensayos.

“El vehículo de prueba BTF-1 está completo y está progresando a través de las pruebas en tierra para verificar su preparación para el vuelo”, dijo el general de brigada Heath Collins, oficial ejecutivo del programa de armas de la Fuerza Aérea.

También lee: Por qué América Latina debe preocuparse por las armas nucleares

“El equipo ha enfrentado con éxito los desafíos del COVID-19 y ha resuelto hallazgos técnicos que son poco frecuentes en un sistema de armas único en su tipo”, agregó Collins. “Hemos minimizado los retrasos en el cronograma, mientras mantenemos un alto rigor en la ingeniería. Nuestro primer BTF ocurrirá en los próximos 30 días, seguido de varios vuelos de prueba adicionales para fin de año”.

El programa ARRW de la Fuerza Aérea es parte del proyecto hipersónico más amplio del Pentágono que, además, incluye un cuerpo de deslizamiento hipersónico que tuvo su primer vuelo de prueba exitoso el año pasado.

LOS HIPERSÓNICOS CAMBIARÍAN EL FUTURO

La próxima prueba de la Fuerza Aérea “demostrará la capacidad del propulsor para alcanzar velocidades operativas y recopilar otros datos importantes”, señala el comunicado. También “validará la separación segura y la capacidad de control del misil lejos del portaaviones B-52H, a través de la fase de encendido y refuerzo, hasta la separación de un vehículo de planeo simulado”.

El planeador simulado “se desintegra de manera segura poco después de la separación”. La prueba se llevará a cabo en Point Mugu Sea Range, en California.

Los misiles hipersónicos podrían cambiar el futuro del campo de batalla dadas sus altas velocidades, trayectoria plana y capacidad para maniobrar en vuelo, todo lo cual dificultará que los sistemas antimisiles existentes los intercepten. Rusia y China están invirtiendo fuertemente en investigación hipersónica, mientras Moscú ya ha desplegado dos armas hipersónicas con tropas.

Los misiles hipersónicos están formados por un cohete propulsor de combustible sólido coronado por un vehículo de propulsión-planeo sin motor. El propulsor impulsa a velocidades hipersónicas tanto el vehículo de planeo como sus proyectiles —incluidos proyectiles nucleares.

No te pierdas: “Que callen las armas”, reclama el papa en su histórica primera visita a Irak

Andrew Gebara, general de división de la Fuerza Aérea y director de planes estratégicos, programas y requisitos del Comando de Ataque Global de la Fuerza Aérea, explicó a la revista Air Force, el año pasado, que el ARRW podrá volar a velocidades de entre 8,000 y 10,000 kilómetros por hora.

La Fuerza Aérea ya completó la fase de prueba inicial del ARRW, montando un prototipo del arma en un bombardero estratégico B-52. El bombardero B-1 Lancer también se está considerando como un segundo avión de entrega.

Aunque la Fuerza Aérea ya ha tenido varios retrasos, se espera realizar el lanzamiento de los prototipos ARRW de fuego real en octubre de 2021. Los costos de las operaciones del programa se han incrementado en un 40 por ciento respecto a lo programado inicialmente. N

—∞—

Publicado en cooperación con Newsweek / Published in cooperation with Newsweek