¿Estados Unidos está en recesión? Es complicado

·5  min de lectura
El presidente de Estados Unidos, Joe Biden
El presidente de Estados Unidos, Joe Biden - Créditos: @Ilia Yefimovich

WASHINGTON.- La economía de Estados Unidos sufrió su segunda caída trimestral consecutiva en la primera mitad del año, una señal inequívoca de que el principal motor de la economía global se frenó, y que de inmediato recalentó un incipiente debate alrededor de una pregunta: ¿Estados Unidos está en recesión? Para muchos economistas, la respuesta es sí. Pero para la Casa Blanca, todavía es demasiado pronto para decir que el país se enfrenta a una nueva crisis.

La Oficina de Análisis Económico informó que el Producto Bruto Interno (PBI) de Estados Unidos cayó a una tasa anualizada del 0,9% en el segundo trimestre de este año luego de una contracción del 1,6% en los primeros tres meses del año. Un consenso ampliamente arraigado entre economistas es que dos caídas trimestrales consecutivas del PBI marcan una “recesión técnica”. Pero, en Estados Unidos, las recesiones las declara oficialmente un comité de la Oficina Nacional de Investigación Económica (NBER, según sus siglas en inglés), que aún no brindó su dictamen y suele tomar una mirada más amplia de la economía para evaluar su salud. La Casa Blanca ha insistido una y otra vez que el país no está en recesión, y la oposición ha acusado al gobierno de Joe Biden de negar la realidad y querer tapar el sol con la mano.

“Después del crecimiento económico histórico del año pasado, y de recuperar todos los empleos del sector privado perdidos durante la crisis pandémica, no sorprende que la economía se esté desacelerando a medida que la Reserva Federal actúa para reducir la inflación”, dijo Biden en un comunicado, apenas se conoció el dato, en el que optó por hablar de “transición” en vez de “recesión”.

“Pero incluso cuando enfrentamos desafíos globales históricos, estamos en el camino correcto y saldremos de esta transición más fuertes y seguros”, completó.

Unas hora más tarde, Biden reforzó su postura durante un discurso en la Casa Blanca con el que le dio la bienvenida a un acuerdo de los demócratas en el Senado que le dio una bocanada de oxígeno a su agenda doméstica. El acuerdo quebró meses de resistencia del senador Joe Manchin que había trabado iniciativas para combatir el cambio climático. Biden enumeró varios positivos de la economía, como el nivel de desempleo, actualmente en el 3,6%, o los niveles récord de inversión de las empresas y volvió a rechazar que Estados Unidos esté en recesión.

“No se ve como una recesión para mi”, dijo al final, antes de retirarse sin responder preguntas de la prensa.

Para el NBER, una recesión es “una disminución significativa en la actividad económica que se extiende por toda la economía y que dura más de unos pocos meses”. Un comité integrado por ocho economistas define los cambios en el ciclo económico de Estados Unidos, un dictamen que sigue tres criterios: profundidad, difusión y duración. Cada criterio debe cumplirse individualmente hasta cierto punto, aunque las condiciones extremas pueden compensar parcialmente, como ocurrió con la recesión provocada por la pandemia del coronavirus, que fue muy severa, pero muy corta.

La caída del PBI se da en el contexto del mayor pico de inflación de los últimos 40 años
La caída del PBI se da en el contexto del mayor pico de inflación de los últimos 40 años - Créditos: @getty images

Freno

Más allá de la discusión, los datos marcan a las claras que la economía ha sufrido un fuerte freno en medio del mayor pico de inflación de los últimos 40 años, la pérdida de confianza de los norteamericanos en el rumbo del país y la economía, y el derrape de los mercados bursátiles registrado en la primera mitad del año. Las ventas inmobiliarias se han debilitado. La inversión, la producción industrial se sostienen, y el consumo, el principal motor de la economía, sigue firme pero su crecimiento se ha desacelerado en medio de la persistencia de la inflación y el endurecimiento de la política monetaria de la Reserva Federal, que ha encarecido el crédito.

“¿Qué es una recesión? Si bien algunos sostienen que dos trimestres consecutivos de caída del PBI real constituyen una recesión, esa no es ni la definición oficial ni la forma en que los economistas evalúan el estado del ciclo económico”, fue la primera línea de un comentario que publicó la Casa Blanca, hace una semana, marcando el terreno para la llegada del dato que se difundió este jueves.

La Casa Blanca remarcó que la determinación de si el país está o no en recesión depende de una “mirada holística” de los datos y no solamente de la lectura del PBI, y cita, por ejemplo, el mercado laboral, que todavía continúa generando empleo.

La secretaria del Tesoro, Janet Yellen, y el presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, también dijeron que el país no está en una recesión. “No creo que Estados Unidos esté actualmente en recesión”, dijo Powell, al responder preguntas de los periodistas luego de que la Fed anunció una nueva suba en la tasa de interés. Yellen, en un atípico discurso, sumó su voz a esa postura. “La mayoría de los economistas y de los estadounidenses tienen una definición similar de recesión; pérdidas sustanciales de empleos y despidos masivos, cierre de empresas, reducción considerable de las actividades del sector privado”, dijo. “Un debilitamiento generalizado de nuestra economía. Eso no es lo que estamos viendo en este momento”, completó.

Aunque muchos economistas toman la definición tradicional de recesión, otros coinciden con la mirada oficial y consideran que todavía es prematuro para declarar una nueva caída. Con todo, los críticos de la política económica del gobierno de Biden y los republicanos en el Congreso acusaron rápidamente a la Casa Blanca de poner al país en la dirección equivocada, una sensación compartida por la gran mayoría de los norteamericanos.

“El gobierno acaba de anunciar lo que todos los norteamericanos han estado sintiendo durante casi un año: estamos en una recesión”, tuiteó el líder de la bancada republicana en el Congreso, Kevin McCarthy.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.