Estados Unidos: necesitamos un cargador común

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, junio 17 (EL UNIVERSAL).- Un grupo de demócratas del Senado está pidiendo al Departamento de Comercio de EU que siga el ejemplo de Europa y obligue a todos los fabricantes de teléfonos inteligentes a construir dispositivos que se adhieran a un estándar de carga universal.

En una carta dirigida a la Secretaria de Comercio Gina Raimondo, el Senador Ed Markey (D-MA), junto con los Senadores Elizabeth Warren (D-MA) y Bernie Sanders (I-VT), exigieron que el departamento desarrolle una estrategia para exigir un puerto de carga común en todos los dispositivos móviles.

Siguiendo los pasos de Europa

La carta llega una semana después de que los legisladores de la Unión Europea llegaran a un acuerdo sobre una nueva legislación que obliga a todos los teléfonos inteligentes y tabletas a estar equipados con puertos USB-C para el otoño de 2024.

"La UE ha actuado sabiamente en favor del interés público al enfrentarse a poderosas empresas tecnológicas por este problema ambiental y de consumo", escribieron los senadores. "Estados Unidos debería hacer lo mismo".

En la carta, los senadores argumentan que los cargadores patentados, como los puertos Lightning de Apple, crean cantidades innecesarias de desechos electrónicos e imponen cargas financieras a los consumidores que actualizan dispositivos o que poseen múltiples dispositivos de diferentes fabricantes.

"Año tras año, los estadounidenses amontonan nuestros cargadores obsoletos en los vertederos mientras desembolsamos más dinero a las empresas de tecnología para comprar nuevos", dijo Markey en un comunicado al sitio especializado The Verge el jueves.

"Este desperdicio está llevando a los consumidores a la pared, y está llevando a nuestro planeta a una crisis climática más profunda. Le pido al Departamento de Comercio que siga el ejemplo de la Unión Europea y busque soluciones para que podamos salvar nuestro dinero, nuestra cordura y nuestro planeta".

EU podría desarrollar su propio estándar

A diferencia de la ley de la UE, los senadores no solicitan que el Departamento de Comercio codifique USB-C como el estándar de carga universal. Más bien, su solicitud de crear "una estrategia integral" es más amplia, dejando espacio para que el departamento desarrolle su propio estándar.

Siguiendo el mandato de la UE, los críticos argumentaron que la regla sofocaría la innovación e inhibiría a los fabricantes de teléfonos inteligentes de avanzar en estándares de carga más rápidos en el futuro.

Cuando se le preguntó si los senadores esperaban un retroceso de la industria tecnológica, un portavoz dijo: "Las grandes tecnologías son alérgicas a la regulación, y ya estamos viendo que las empresas rechazan la acción de la UE. El Senador Markey piensa que tenemos que seguir enfrentándonos a esta industria para asegurarnos de que sus intereses no sean a expensas del bienestar ambiental y del consumidor".

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.