Estados Unidos y Francia se enzarzan en la ONU por Oriente Medio

·3  min de lectura
El conflicto en Oriente Medio ha provocado un enfrentamiento diplomático en la ONU entre Francia y Estados Unidos, la primera tensión abierta entre los dos aliados desde que Joe Biden llegó a la Casa Blanca

El conflicto en Oriente Medio ha provocado un enfrentamiento diplomático en la ONU entre Francia y Estados Unidos, la primera tensión abierta entre los dos aliados desde que Joe Biden llegó a la Casa Blanca.

Después de 10 días de bloqueo de Estados Unidos en el Consejo de Seguridad a cualquier declaración que condene la violencia en Oriente Medio, Francia, con la ayuda de Egipto, Jordania y Túnez, redactó el martes un proyecto de resolución de una página y media en el que se exige "el cese inmediato de las hostilidades" y "la entrega y distribución sin obstáculos de ayuda humanitaria en toda Gaza ".

Según el texto obtenido por AFP, el proyecto "insta a la intensificación y aceleración de los esfuerzos diplomáticos y el apoyo a una solución negociada de dos Estados", Israel y Palestina, viviendo en paz uno al lado del otro.

Entregado el martes a un número muy reducido de países, el borrador se distribuyó el miércoles por la noche a los 15 miembros del Consejo que tienen hasta el jueves por la noche para proponer comentarios, según diplomáticos.

Francia, que afirma buscar "un alto el fuego inmediato", no dio ninguna fecha para la votación.

Biden anunció el miércoles que había dicho directamente al primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, que espera una "desescalada significativa" el miércoles, lo que pone de manifiesto los contrastes en los enfoques del conflicto.

Un portavoz de Estados Unidos en la ONU dijo a la AFP: "Estamos centrados en los intensos esfuerzos diplomáticos que se están llevando a cabo para poner fin a la violencia y no apoyaremos acciones que consideremos que socavan los esfuerzos de desescalada".

- "Es un poco extraño" -

La táctica de Francia suscitó sugerencias de que se trataba de un intento de aumentar la presión sobre Estados Unidos o de subrayar que Biden no estaba cumpliendo su promesa de tener un enfoque más multilateral de los asuntos internacionales que su predecesor, Donald Trump.

"Es un poco extraño teniendo en cuenta la expectativa que todos teníamos de que los estadounidenses volvieran a la diplomacia multilateral", dijo un embajador de la ONU a la AFP bajo condición de anonimato. "También pensábamos que Estados Unidos estaría dispuesto a mostrar la relevancia del Consejo de Seguridad en situaciones como ésta".

Otro diplomático aseguró: "Sólo pedimos a Estados Unidos que apoye una declaración del Consejo de Seguridad que diga más o menos cosas similares a las que se están diciendo bilateralmente desde Washington".

- Discrepancias en otros asuntos -

La tensión palpable entre Francia y Estados Unidos podría dejar huellas y afectar a otros asuntos.

Los dos países también han discrepado esta semana sobre la conveniencia de prestar ayuda a la fuerza antiyihadista G5 Sahel.

Francia, muy comprometida política y militarmente en la región, lleva años haciendo campaña para que la ONU apoye financiera, logística y operativamente a los 5.000 soldados de la fuerza, insuficientemente equipados, que aportan Níger, Chad, Mauritania, Malí y Burkina Faso.

La administración de Trump se había negado categóricamente, y Francia esperaba un mayor apoyo tras la toma de posesión de Biden en enero. Pero Estados Unidos volvió a oponerse a la postura francesa y, en su lugar, respaldó la ayuda bilateral.

En cuanto a Oriente Medio, el Consejo de Seguridad ha sido muy criticado por no haber adoptado aún una declaración, y Estados Unidos, aliado incondicional de Israel, ya ha rechazado tres proyectos de declaración propuestos por China, Noruega y Túnez que pedían el fin de los combates.

Cuando París anunció su proyecto de resolución, la presidencia francesa afirmó: "los disparos deben cesar, ha llegado el momento de un alto el fuego y el Consejo de Seguridad de la ONU debe ocuparse de la cuestión".

Geraldine Byrne Nason, embajadora de la ONU para Irlanda, miembro no permanente del Consejo, afirmó que "los miembros tienen una responsabilidad colectiva en la paz y la seguridad internacionales".

"Ya es hora de que el Consejo dé un paso adelante, rompa su silencio y se pronuncie", añadió.

prh/cjc/bgs/st/gma/yow

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.