Estados Unidos le devolvió a Egipto el “sarcófago verde”, uno de los mayores tesoros faraónicos

El sarcófago estuvo en exhibición en un museo de Houston y fue devuelto a Egipto después de que autoridades estadounidenses determinaran que fue saqueado hace años
El sarcófago estuvo en exhibición en un museo de Houston y fue devuelto a Egipto después de que autoridades estadounidenses determinaran que fue saqueado hace años

Estados Unidos devolvió este lunes uno de los mayores sarcófagos faraónicos de madera descubiertos, sacado ilegalmente de Egipto y expuesto hasta hace poco en un museo. Conocido como “sarcófago verde”, se trata de un ataúd que perteneció a un sacerdote de la ciudad de Heracleópolis Magna llamado Anj in Maat del periodo tardío, unos 2700 años atrás.

El sarcófago, de 2,94 metros de largo y 90 centímetros de ancho, con la cara pintada de verde, había sido descubierto en el centro de Egipto y luego robado del país. Está hecho de madera con decoración de columnas y textos jeroglíficos con dorados.

El retrato del sarcófago está pintado de color verde, color que simbolizaba la resurrección en el antiguo Egipto. Tiene, además, una superficie pintada de colores brillantes.

El encargado de negocios de Estados Unidos en Egipto, Daniel Rubinstein, entregó simbólicamente el artefacto durante una ceremonia efectuada el lunes en El Cairo. El acto se realizó en la sede del Ministerio de Asuntos Exteriores egipcio con la presencia del titular del área, Samé Shukri, y el ministro de Turismo y Antigüedades, Ahmed Issa.

EE.UU. devuelve a Egipto el Sarcófago Verde, el ataúd funerario de un sacerdote del antiguo Egipto que había sido sacado del país ilegalmente
EE.UU. devuelve a Egipto el Sarcófago Verde, el ataúd funerario de un sacerdote del antiguo Egipto que había sido sacado del país ilegalmente

El director del Consejo Supremo de Antigüedades, Mostafa Waziri, destacó las características del famoso sarcófago verde. ”Hay dos tipos de sarcófagos: los de restos reales y los de nobles. Éste pertenecía a un noble”, expresó.

La época a la que se remonta el sarcófago, el período faraónico tardío, abarca desde los últimos gobernantes en el año 664 a.C. hasta la campaña de Alejandro Magno en el 332 a.C.

Contrabando

El sarcófago verde fue saqueado de la Necrópolis de Abu Sir, al norte de El Cairo, en 2008. Fue llevado de contrabando a Alemania y de ahí a Estados Unidos. Allí se vendió a un coleccionista privado y se prestó en 2013 al Museo de Ciencias Naturales de Houston, Texas, donde estuvo en exposición.

Después de cuatro años de investigación, el fiscal de distrito de Manhattan, Alvin L. Bragg, determinó la cadena de hechos que condujo a comprobar el robo del ataúd. El Museo de Houston dispuso la entrega tras la resolución judicial.

Según Bragg, el “impresionante sarcófago” fue traficado por “una red bien organizada que había saqueado innumerables antigüedades” en Egipto. “Nos satisface que este objeto sea devuelto a Egipto, al que pertenece legítimamente”, indicó.

Según el fiscal, la misma red contrabandeó un sarcófago dorado saqueado de Egipto y exhibido en el Museo Metropolitano de Nueva York. El establecimiento compró la pieza en 2017 en cuatro millones de dólares a un comerciante de arte en París. Fue devuelto a Egipto en 2019.

Recuperación

La repatriación de la pieza se inscribe en las acciones del gobierno egipcio para frenar el tráfico de antigüedades robadas al país. En 2021, autoridades de El Cairo lograron la devolución de 5.300 artefactos saqueados a Egipto que estaban en diversas naciones.

En una década, Egipto ha conseguido recuperar más de 29.000 piezas de antigüedades robadas que luego se vendieron fuera de Egipto.

Las pirámides de Keops, Kefren y Micerinos
Las pirámides de Keops, Kefren y Micerinos - Créditos: @Mariana Otero

La recuperación de piezas alienta, además, la intención del país de reimpulsar el turismo. En efecto, se anunciaron recientemente varios descubrimientos importantes en los últimos meses, principalmente en la necrópolis de Saqqara, al sur de El Cairo.

En 2021 y 2022 se presentaron más de 300 sarcófagos y 150 estatuas de bronce, muchas de las cuales datan de hace más de 3.000 años.

Egipto espera que estos nuevos descubrimientos reactiven el turismo, muy afectado por la pandemia de covid-19, un sector que emplea a dos millones de personas y genera más del 10% del PIB del país.

Con información de AFP, DPA y AP