Estados Unidos cuestionó la presencia del iraní que voló la AMIA en la asunción de Daniel Ortega

·2  min de lectura
Mohsen Rezai, en la asunción de Daniel Ortega junto con Nicolás Madura y Miguel Díaz-Canel
Mohsen Rezai, en la asunción de Daniel Ortega junto con Nicolás Madura y Miguel Díaz-Canel

Brian Nichols, el Subsecretario de la Oficina de Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado norteamericano, cuestionó la presencia del iraní Mohsen Rezai, acusado de volar la AMIA en 1994, en la asunción de Daniel Ortega, en Nicaragua. El funcionario de los Estados Unidos señaló que “en su ‘inauguración’ Ortega-Murillo estuvo acompañado en el escenario por Miguel Díaz-Canel, Nicolás Maduro y Mohsen Rezai, un iraní implicado en el atentado a la AMIA en Argentina”. Respecto a esta situación, advirtió que “el hemisferio no puede mirar al otro lado mientras Ortega-Murillo socavan la democracia y seguridad regional”.

El diplomático estadounidense, de 56 años, fue designado por Joe Biden para construir una agenda entre Estados Unidos y América Latina, enfocado en temáticas conflictivas como la migración, la pandemia y la revisión de la estrategia hacia Venezuela y Cuba. Fue embajador de Washington en Zimbabwe y trabajó en distintos cargos vinculados con la región latinoamericana.

Mohsen Rezai es el vicepresidente de Asuntos Económicos de Irán, buscado por la Interpol por ser considerado como autor intelectual del ataque a la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA), en el que murieron 85 personas el 18 de julio de 1994. Participó de la asunción de Daniel Ortega como presidente de Nicaragua, quien estuvo acompañado de los presidentes de Cuba y Venezuela, así como del embajador argentino en Nicaragua, Daniel Capitanich.

El subsecretario de Estado de Estados Unidos para el Hemisferio Occidental, Brian Nichols
El subsecretario de Estado de Estados Unidos para el Hemisferio Occidental, Brian Nichols


El subsecretario de Estado de Estados Unidos para el Hemisferio Occidental, Brian Nichols

La presencia de Capitanich en el evento provocó fuertes críticas de numerosos representantes políticos, entre ellos, Aníbal Fernández, ministro de Seguridad, quien calificó de “espanto” al accionar del embajador. “Si hubiera sido embajador, hubiese hecho otra cosa, no hubiera estado presente”, sentenció.

La Organización de Estados Americanos (OEA), mediante Fernando Lottenberg, comisionado para el monitoreo y el antisemitismo, cuestionó la presencia de Rezai en el acto. Le reclamó a Nicaragua que, como país miembro de la Interpol, advierta que el funcionario iraní estaba en su país y active la “alerta roja” para que sea capturado, pero esto no ocurrió.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.