Estados Unidos: en Arizona proponen la cámara de gas a un preso condenado a muerte

·2  min de lectura
Pena de muerte
Pena de muerte

Algunos estados conservadores de Estados Unidos les dan la posibilidad a los condenados a muerte diferentes formas de ejecución como la cámara de gas o el fusilamiento, a raíz de los problemas que genera la inyección letal.

El martes pasado, la Corte Suprema de Arizona fijó para el 8 de junio la ejecución de Frank Atwood, condenado en 1987 por el asesinato de una niña de ocho años. El máximo tribunal le dio 15 días para elegir entre la inyección letal o la inhalación de gas.

De acuerdo con su abogado, las autoridades penitenciarias están considerando el uso de cianuro de hidrógeno, el principal componente del Zyklon-B, gas asociado al Holocausto. La madre de Atwood era judía y huyó de Austria en 1939 durante la Segundo Guerra Mundial para escapar de los nazis, dijo su abogado.

En Estados Unidos, solo siete estados permiten el uso de gas letal. En la práctica, sin embargo, ninguno lo usó desde 1999. Es que la mayoría de las ejecuciones se llevan a cabo a través de la inyección de productos químicos.

Los jueces de la Corte Suprema de Arizona (de izquierda a derecha, William G. Montgomery, John R. López IV, la vicepresidenta de la Corte Ann A. Scott Timmer, el presidente de la Corte Robert M. Brutinel, Clint Bolick y James Beene)
Los jueces de la Corte Suprema de Arizona (de izquierda a derecha, William G. Montgomery, John R. López IV, la vicepresidenta de la Corte Ann A. Scott Timmer, el presidente de la Corte Robert M. Brutinel, Clint Bolick y James Beene)


Los jueces de la Corte Suprema de Arizona (de izquierda a derecha, William G. Montgomery, John R. López IV, la vicepresidenta de la Corte Ann A. Scott Timmer, el presidente de la Corte Robert M. Brutinel, Clint Bolick y James Beene)

Las dudas sobre la legalidad de este protocolo, por las sospechas de que causa un sufrimiento ilegal a los condenados, y el rechazo de las compañías farmacéuticas a emplear estos productos provocaron un fuerte descenso de la pena de muerte en el país.

No hubo ninguna ejecución en Arizona desde 2014 cuando un preso condenado a muerte tuvo una agonía de dos horas luego de recibir las sustancias letales. De todos modos, las autoridades del estado decidieron retomar la práctica este año.

Antes de Atwood, está previsto que se ejecute el 11 de mayo a Clarence Dixon, condenado por el asesinato de un estudiante. También él tuvo dos semanas para decidir entre la cámara de gas y la inyección letal. Su falta de respuesta significó la aceptación de la segunda opción.

En febrero pasado, la comunidad judía local se manifestó en contra del uso de cianuro de hidrógeno. ”Es terrible que Arizona haya elegido el Zyklon-B para este propósito, el producto químico utilizado por los nazis en Auschwitz para matar a más de un millón de personas”, sostuvo Tim Eckstein, presidente del Consejo de Relaciones de la Comunidad Judía del Gran Phoenix (JCRC).

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.