Estados Unidos podría acusar esta semana a los simpatizantes de Trump que atacaron el Capitolio

Gustaf Kilander
·3  min de lectura
<p>El FBI está trabajando para encontrar más de 400 sospechosos en la investigación</p> (The Associated Press)

El FBI está trabajando para encontrar más de 400 sospechosos en la investigación

(The Associated Press)

El fiscal federal que investiga los disturbios en el Capitolio declaró que las acusaciones en contra de los revoltosos participantes en el ataque podrían emitirse esta semana. Mientras tanto, el FBI está trabajando para encontrar más de 400 sospechosos en la investigación.

El fiscal federal interino para el Distrito de Columbia, Michael Sherwin, dijo, durante una sesión informativa el martes, que más de 135 personas han sido arrestadas hasta ahora en relación con el violento ataque al edificio del Capitolio del 6 de enero.

El Departamento de Justicia espera que el número de casos siga aumentando, ya que utilizan la gran cantidad de pruebas de video y fotografías, además de la ayuda del público estadounidense.

La gran mayoría de los arrestos provienen de denuncias penales, informó Reuters. Las denuncias penales se utilizan temporalmente para darle tiempo al gobierno para construir un caso que luego se presentará a un gran jurado, ya que un sospechoso no puede ser condenado solo por una denuncia penal en un tribunal federal.

Solo unas pocas personas han sido acusadas hasta ahora de los cientos de personas que han sido imputadas, muchas de ellas por delitos menores como allanamiento de morada. Otros han sido acusados de delitos más graves, como agredir a un oficial de policía y conspiración. Muchos de los cargos iniciales eran menores, pero Sherwin indicó que han agregado cargos por delitos graves "importantes" a la mayoría de los sospechosos arrestados, informó AFP.

“Continuamos acumulando pruebas relacionadas con estos cargos. Las personas que fueron acusadas a través de las denuncias penales federales serán procesadas en un futuro muy cercano", comentó Sherwin.

Cargos como agredir a un oficial de policía e interrumpir un procedimiento federal pueden llevar a una pena de entre 5 y 20 años de prisión.

El FBI está investigando si grupos de personas hicieron planes para apoderarse del Capitolio antes de los disturbios. Si se descubre que algunos conspiraron para derrocar al gobierno, podrían ser acusados de conspiración sediciosa. Sherwin adelantó que esperaba que algunos sospechosos enfrentaran cargos de este tipo.

Tres miembros de la milicia antigubernamental de extrema derecha los Oath Keepers ya han sido acusados de conspirar antes de los disturbios, pero aún no se ha emitido ninguna acusación en este caso particular.

"Muestra a los grupos de milicias que participan activamente en la planificación y el asalto del Capitolio", añadió Sherwin.

También dijo que la investigación "alcanzaría un punto muerto", ya que el FBI ha localizado a muchos de los sospechosos que publicaron imágenes y videos de ellos mismos en las redes sociales. La investigación está entrando en una fase más profunda que implica "mirar los casos de conspiración más complicados", declaró Sherwin.

Las investigaciones sobre la muerte del oficial de la policía del Capitolio Brian Sicknick y las bombas encontradas en el DNC y RNC están en curso, dijeron funcionarios federales.

El agente del FBI que dirige la investigación de la agencia, Steven D'Antuono, reveló que habían recibido 200,000 pistas de miembros del público estadounidense.

Relacionados

Rice dice que la amenaza de los supremacistas blancos es “evidente”

Jefa de policía del Capitolio se disculpa por no detener el ataque

Alborotador del Capitolio se disculpa con AOC por amenaza de asesinato