Estados del Norte de México analizan abandonar el Pacto Fiscal Federal

Josué Beltrán
Andrés Manuel López Obrador, presidente de México, y Javier Corral, gobernador de Chihuahua. | Foto: Cuartoscuro

Como en el siglo XIX, como los viejos dilemas de liberales y conservadores, federalistas contra centralistas. Los gobiernos de Chihuahua y Durango manejan la idea de retirarse del Pacto Fiscal que tienen, junto al resto de las Entidades, con la Federación.

Esto, por el recorte que sufren los Estados en el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2020 recién dado a conocer.

El gobernador de Chihuahua, Javier Corral, advirtió que, aunque de manera individual los mandatarios estatales negocien más recursos para sus entidades, “el barco puede hundirse con todos a bordo”.

Por ello plantea y manifiesta la posibilidad de descoordinarse de la Federación y hacer un manejo por cuenta propia del Producto Interno Bruto estatal así como un balance de las capacidades económicas y productivas que tiene cada uno.

“Hay que pensar en la posibilidad de, si no se modifican estas reglas, descoordinarnos de la Federación los Estados que podamos hacerlo en función de nuestro propio Producto Interno Bruto y nuestras propias capacidades económicas y productivas. Yo no veo de otra y no veo signos de que esto vaya a cambiar”, dijo.

Por su parte, el mandatario de Durango, José Rosas Aispuro, apuntó que la entidad fue una de las más castigadas en el proyecto de presupuesto, pese a su colaboración con el presidente Andrés Manuel López Obrador.

El Rosas Aispuro reclamó al decir que ha “platicado con el señor Presidente, no solo he demostrado institucionalidad, voluntad para colaborar, para que le vaya bien al presidente, bien a los duranguenses, el trato que nos están dando no corresponde a lo que merecemos los duranguenses”.

Por su parte, Javier Corral agregó que “si estas decisiones siguen así, yo habría de plantearlo con toda responsabilidad con mis compañeros gobernadores, decirles: si la Federación no nos quiere, salgámonos del pacto fiscal. Que los impuestos se cobren en Durango y ya no se los lleve la Federación y nos regrese lo que quiera”.

Aispuro Torres previó que para el próximo año tengan entre 500 y 800 millones de pesos menos de presupuesto solo en el rubro de participaciones. También el gobernador de Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca, pidió reciprocidad al presidente, pues estos recursos se destinan a la mejora de distintos rubros de las entidades federativas.

“Que lleguen más obras de infraestructura, no para que las ejerza el Gobierno de Tamaulipas, simplemente que parte de esos recursos federales lleguen a esta tierra para mejorar las condiciones de vida de todos”.

A través de un posicionamiento conjunto, la Asociación de Gobernadores de Acción Nacional (GOAN) exhortó a los tres niveles de gobierno a revisar el Pacto Federal para recuperar la equidad con una distribución de ingresos fiscales más equitativa.