Estados de EEUU usan ayuda federal para pagar a desempleados

·2  min de lectura
El gobernador de California, Gavin Newsom, habla en San Fernando, 29 de abril de 2021. Anunció un proyecto de presupuesto que usaría 1.100 millones de dólares de fondos federales para las prestaciones por desempleo. (AP Foto/Marcio Jose Sanchez, file)

Las empresas podrían verse exentas de pagar miles de millones de dólares en los próximos años —fondos que podrían invertir en empleados o en sus operaciones— gracias a la ayuda federal que llega a los estados para enfrentar el coronavirus.

Gobernadores y legisladores de más de la mitad de los estados planean utilizar al menos una parte del dinero federal que les toca para enfrentar el coronavirus para salvar fondos de desempleo que se vieron drenados por el brusco aumento de solicitudes de ayuda causado por cierres de empresas y restricciones, según un estudio de Associated Press.

Al utilizar esta ayuda federal, los estados podrían evitar los aumentos automáticos de impuestos que se aplicarían a las empresas para devolver los préstamos federales que han mantenido a flote los fondos de desempleo durante la pandemia de COVID-19. Significa que los fondos para el desempleo podrían recuperarse mucho más rápidamente que después de la Gran Recesión, cuando a algunos estados les tomó entre cinco y 10 años recuperar sus fondos.

“Por primera vez en décadas, los estados podrán salir de una contracción económica con fondos de compensación por desempleo bien financiados y ahorrar para la próxima recesión en lugar de concentrarse en pagar la deuda de la anterior”, dijo Jared Walczak, vicepresidente para proyectos estatales de la Tax Foundation, una ONG con sede en Washington.

Algunos promotores de los derechos de los trabajadores preferirían que se usen los fondos de rescate para ayuda directa a los que más han sufrido durante el brote de COVID-19.

“Usar el dinero para reabastecer una cuenta no sirve a los trabajadores”, dijo Jenna Gerry, abogada del Proyecto por una Ley Nacional de Empleo, un grupo con sede en Nueva York que defiende a trabajadores de bajos ingresos y desempleados.

Pero las cámaras empresarias dicen que los empleados se beneficiarán si sus jefes no tienen que sobrellevar el peso impositivo de reabastecer los fondos de desempleo de los estados.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.