Estados, con capacidad para implementar programas escolares: IMCO

·3  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, julio 19 (EL UNIVERSAL).- Tras la desaparición del Programa Escuelas de Tiempo Completo (PETC) y con el fin de reducir la desigualdad educativa, los estados de la República Mexicana tienen la capacidad financiera para implementar programas escolares con horario ampliado y alimentación, sostiene el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), por medio de una investigación publicada en su página web.

El IMCO estima que cada una de las entidades tendría que destinar entre el 0.5% y 5% de su presupuesto anual para implementar esta política de educación, según la cantidad de estudiantes beneficiados.

Además, se beneficiaría a una de cada 10 escuelas públicas de educación básica en el país, en su mayoría en comunidades con alta marginación, destinando una inversión anual promedio de 2 mil 696 pesos por alumno.

El análisis del IMCO hace énfasis en que el PETC no tenía el mismo peso en todos los estados, pues en algunas entidades más de la mitad de la matrícula de alumnos de educación básica se beneficiaban del programa, por ejemplo, en Zacatecas 52 % de la matrícula se beneficiaba, en Campeche el 50% y en Colima el 47%.

Mientras tanto en Jalisco, Guanajuato y Veracruz la política atendía a menos del 10% de los alumnos.

Cabe destacar que 12 estados del país: Ciudad de México, Estado de México. Puebla; San Luis Potosí, Querétaro, Yucatán; Chihuahua, Nuevo León, Guanajuato, Colima, Baja California y Michoacán se han pronunciado contra la eliminación del PETC.

El argumento que la Secretaría de Educación Pública (SEP) publicó en febrero pasado en un acuerdo fue que los recursos del Programa Escuelas de Tiempo Completo debían ser destinados a mejorar la infraestructura de todas las instituciones educativas para garantizar un regreso seguro a las aulas en medio de la pandemia de Covid-19.

Lo anterior significó dejar sin horarios escolares ampliados y sin servicio de alimentación a más de 25 mil planteles y a 3.6 millones de estudiantes, lo que equivale a una de cada 10 escuelas públicas de educación básica y a uno de cada 5 de sus estudiantes.

Con base en el presupuesto ejercido para cada entidad en el ciclo 2019-2020, el IMCO estimó que los gobiernos locales tendrían que destinar entre 0.5% y 5% de su presupuesto de educación estatal en 2022 para darle continuidad a los objetivos del PETC.

El porcentaje se calculó con base en la estimación de inversión por alumno beneficiado por el programa a nivel federal durante el ciclo escolar 2019-2020; promedio obtenido fue de 2 mil 696 pesos por alumno al año. Esta cifra no es una asignación por alumno, es el presupuesto promedio ejercido por beneficiario para cubrir los sueldos de los docentes por el tiempo adicional de clases, necesidades de asistencia técnica, servicios de alimentación, así como apoyos logísticos para su implementación.

Por último el análisis propone que para implementar este tipo de programas a nivel local y potencializar su impacto, los estados pueden:

1.- Focalizar el gasto del programa para privilegiar escuelas y estudiantes en situación de pobreza.

?2.- Priorizar el servicio de alimentación en las escuelas de población vulnerable para ofrecer menús nutritivos.

3.- Evaluar el diseño e impacto de los programas para que se puedan ajustar, con base en evidencia, si es necesario.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.