Estado de Washington pide nueva revisión sobre inmensa planta de metano

Agencia EFE

Portland (OR), 22 nov (EFEUSA).- El estado de Washington dio un revés este viernes a una planta de metano que estará cerca del Río Columbia, y que será la más grande de su tipo en el planeta, tras pedir nuevos estudios sobre su impacto ambiental.

El Departamento de Ecología de este estado, en el noroeste del país, determinó hoy que hace falta "una revisión ambiental adicional" respecto a la mitigación de los gases de efecto invernadero que conlleva la planta.

"Lo que se presentó no especifica el impacto ambiental y requiere un análisis completo y suficiente de los gases de efecto invernadero del proyecto y los impactos de esas emisiones", señaló la agencia estatal.

El proyecto de la firma Northwest Innovation Works, cuya inversión global asciende a unos 6.000 millones de dólares, busca convertir el gas natural de Canadá en metano, que luego se enviaría a China para elaborar alquenos, compuestos utilizados en la fabricación de una variedad de productos, desde telas y lentes de contacto hasta teléfonos celulares y equipos médicos.

Constará de tres instalaciones, una en el puerto de Tacoma, otra en el puerto St. Helens y una tercera en el puerto de Kalama, ésta rechazada hasta nueva revisión, un proceso que podría demandar hasta un año.

La compañía y sus promotores alegan que el proyecto reducirá a nivel global las emisiones de gases invernadero dado que gracias a él China no tendrá que usar carbón para producir metano.

Aunque en un momento el gobernador estatal, Jay Inslee, se mostró favorable al proyecto por sus efectos globales, en mayo pasado cambió de opinión y dijo que no podía apoyar una nueva gran infraestructura de combustibles fósiles en el estado debido al calentamiento global.

La decisión se produce una semana después de que grupos de conservación y salud pública, incluidos Columbia Riverkeeper o Sierra Club Beyond Natural Gas, entablaron una demanda en un tribunal federal en Tacoma para bloquear leyes que daban herramientas clave para el proyecto.

Los grupos alegan que las revisiones federales no consideraron adecuadamente la cantidad de gases de efecto invernadero que emitiría el proyecto en Washington ni su impacto en la fauna marina como el salmón y las orcas.

Los partidarios, incluidos el condado de Cowlitz y el Puerto de Kalama, no solo destacaron la creación de empleos que propiciaría el proyecto sino que a través de él Washington reduciría las emisiones globales en al menos 10 millones de toneladas métricas por año, equivalente a quitar más de 2 millones de automóviles de la carretera.

(c) Agencia EFE