Estado de México avanza a semáforo amarillo en "riesgo de contagio"

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, abril 23 (EL UNIVERSAL).- A partir del lunes 26 de abril, el Estado de México avanzará a semáforo epidemiológico amarillo ante la pandemia por coronavirus, anunció el gobernador Alfredo del Mazo Maza, por lo que los establecimientos abiertos podrán aumentar el aforo y horario en sus instalaciones.

"Aun cuando hemos avanzado mucho, seguimos en riesgo de contagio. El semáforo amarillo significa que aún tenemos un riesgo latente y tenemos que seguirnos cuidando", dijo el Alfredo del Mazo a través de un video en redes sociales.

El gobernador mexiquense dio a conocer que el 12 de mayo inicia la vacunación para los maestros de la entidad y detalló que las tiendas departamentales, plazas y centros comerciales podrán seguir sus operaciones todos los días de la semana y aumentar su aforo al 50%.

Agregó que los restaurantes podrán abrir todos los días al 50% de su capacidad y operar hasta las 24 horas.

Del Mazo señaló que por el avance en la vacunación, el ritmo de contagios y número de hospitalizados disminuyen en la entidad, lo que permite continuar retomando actividades.

Informó que en 125 municipios mexiquenses fue aplicada la primera dosis de la vacuna contra Covid-19 para adultos de 60 años y más, mientras que en 50 localidades se concluyó la segunda dosis.

Junto con la vacunación de personal médico, "hemos avanzado en la protección de las personas más expuestas y más vulnerables", expuso.

En la entidad, dijo, en total se han aplicado más de 2 millones 200 mil vacunas, por lo que toca avanzar en la vacunación de maestras y maestros y a partir del 12 de mayo serán instalados los módulos de vacunación para docentes de escuelas públicas y privadas en 13 regiones de la entidad.

"Para que puedan estar tranquilos y podamos ir preparando el regreso a clases", declaró.

Sin embargo, Alfredo del Mazo destacó que se debe seguir siendo responsable y mantener las medidas preventivas para no retroceder, por lo que es necesario continuar con el uso del cubrebocas y tener precaución para cuidar de las familias mexiquenses.