Estado Islámico reivindica un ataque a una iglesia congoleña

KASINDI, República Democrática del Congo (AP) — Extremistas islámicos reclamaron el lunes la autoría de un ataque a una iglesia en República Democrática del Congo en el que según las autoridades murieron al menos 14 personas.

Milicianos del grupo Estado Islámico colocaron un dispositivo explosivo en la iglesia pentecostal de Kasindi y lo detonaron cuando la gente rezaba, según comunicados del grupo y su medio noticioso Aamaq.

“Que las fuerzas congoleñas sepan que sus ataques continuados a los muyahidines sólo les traerán más fracaso y pérdidas”, dijo el grupo en un comunicado.

Los extremistas afirmaron que la bomba había matado a 20 cristianos. Las autoridades congoleñas dieron una cifra el lunes de 14 muertos y al menos 63 heridos.

Los heridos fueron evacuados al Hospital General de Beni por la misión de paz de Naciones Unidas, conocida por sus siglas MONUSCO, según las autoridades.

La violencia castiga el este de República Democrática del Congo desde hace décadas. Las luchas por tierras y poder entre más de 120 grupos armados y milicias de autodefensa han dejado más de 6 millones de desplazados internos y cientos de miles de personas enfrentan una inseguridad alimentaria extrema, según la ONU.

Combatientes de las Fuerzas Democráticas Aliadas, una organización rebelde que se cree tiene lazos con el grupo Estado Islámico, han realizado varios ataques en Kasindi, que se encuentra en la frontera con Uganda.

Se han desplegado tropas ugandesas en el este de República Democrática del Congo en un intento de sofocar la violencia, pero los ataques se han incrementado y dispersado. Al menos 370 civiles han muerto y cientos han sufrido secuestros en ataques de las FDA, según indicó el mes pasado un reporte de Naciones Unidas.