¿Más o menos Estado? Las diferencias entre Gabriel Boric y José Antonio Kast que pueden definir las elecciones en Chile

·5  min de lectura
Periodistas miran el debate presidencial entre Gabriel Boric  y Jose Antonio Kast
Esteban Felix

SANTIAGO, Chile.– Más Estado o menos Estado. Por mucho que sea una discusión recurrente en las vísperas de una elección, ha sido uno de los temas que ha quedado más expuesto durante la campaña presidencial chilena. En el camino hacia el ballottage de hoy, en casi todas las instancias, los candidatos Gabriel Boric y José Antonio Kast han profundizado sus miradas sobre el rol del Estado en sus futuros gobiernos.

“En esta campaña se ha instalado un clivaje que tiene en un extremo a una visión de Estado con mayores derechos sociales versus una menor participación del Estado y más incidencia de lo privado en las decisiones públicas. En este punto está la disputa concentrada y por eso se lee que en esta elección los chilenos están optando por uno de estos dos polos”, dijo a LA NACION Marco Moreno, politólogo de la Universidad Central.

Las diversas miradas han quedado expuestas desde el inicio de la campaña. Por ejemplo, y en el caso líder del bloque de izquierda Gabriel Boric, aquellas definiciones han sido delineadas en el programa de gobierno que presentó y donde el propio candidato ha sido enfático en advertir en que fortalecerá el rol del Estado en diversas áreas como salud, educación y pensiones.

“Y no solo en la generación de bienes públicos, sino como principal actor que resuelva los problemas pendientes que frenan el desarrollo del país, producto de la inacción del Estado y las desigualdades estructurales socioeconómicas, territoriales, educacionales, de pensiones”, señaló Boric.

La economía es uno de los temas de disenso, aunque ambos candidatos fueron virando al centro de cara al ballottage
La economía es uno de los temas de disenso, aunque ambos candidatos fueron virando al centro de cara al ballottage


La economía es uno de los temas de disenso, aunque ambos candidatos fueron virando al centro de cara al ballottage

En la otra vereda, el referente de ultraderecha José Antonio Kast ha expresado su adhesión a la idea minimizar el papel del Estado con el objetivo de aumentar su eficiencia y minimizar su papel para aumentar su eficiencia. Todo dentro de un plan que también busca disminuir el gasto público y reducir los impuestos para atraer más inversiones.

“Todo nuestro plan de gobierno gira en torno a la persona. El Estado está al servicio de la persona, no como quieren plantear algunos que es la persona al servicio del Estado. Nuestro objetivo principal es vida digna para todos los chilenos”, dijo el líder del Partido Republicano.

Economía

En el detalle de las diversas áreas, las diferencias entre ambos candidatos también han sido reflejadas. En el apartado económico, de hecho, Boric propone subir la carga tributaria en ocho puntos del PBI para “garantizar derechos sociales para toda la población”, frente a Kast que promete rebajar los impuestos a las empresas (desde un 27% a un 17%), disminuir el Impuesto Valor Agregado (del 19% al 17%) y reducir a cero los gravámenes que pagan las Pymes.

En pensiones, en tanto, el exdirigente estudiantil propone terminar con las administradoras de pensión privadas (AFP) e ir a un sistema colectivo, bajo una propuesta que incluye ideas como una pensión mínima garantizada por el Estado de $250.000 mensuales (casi 300 dólares) para toda la población de 65 y más años, y que será financiada con impuestos generales.

En ese sentido, también propone un aumento del 6% de las cargas sociales, a cargo del empleador, el cual será gradual para mitigar los impactos en el mercado laboral y establecerá un ahorro voluntario para la vejez de las personas que quieran y puedan.

Estudiantes y sus familias marchan por Santiago de Chile en demanda de mejoras en la educación pública, en agosto pasado
Estudiantes y sus familias marchan por Santiago de Chile en demanda de mejoras en la educación pública, en agosto pasado


La educación es otro rubro fundamental para los ciudadanos chilenos y estuvo presente en las marchas de 2019

En el caso de José Antonio Kast, ya anunció que no eliminará las AFP (“protege los ahorros individuales de las personas”, dijo) y que buscará aumentar las pensiones con un aumento de la cotización previsional del 10% al 14%, monto que deberá ser pagado por los trabajadores, y en que el empleador “podrá colaborar” para aumentar esa cifra. Asimismo, prometió que otorgará un millón de pesos a cada recién nacido (unos 1180 dólares) para generar rentabilidad a los recursos con el tiempo hasta el momento de pensionarse.

Educación y salud

En otras áreas claves también se han reflejado las posiciones antagónicas. En educación, Gabriel Boric advirtió que busca ampliar la gratuidad en la educación superior, que eliminará a los bancos como fuente de financiamiento del sistema y que condonará las deudas estudiantiles de manera progresivas, además de prescindir del lucro en la educación.

En contraparte, Kast ha dicho que debe priorizarse el principio de libertad de enseñanza y abrir establecimientos educacionales. También plantea que derogará la Ley de Inclusión y eliminará de los contenidos enseñados en las escuelas que considera como “propaganda de apoyo al aborto e ideologías de género”.

Con todo, en el área de la salud es donde hay diferencias aún más extremas. Boric plantea el fin de la Isapres (aseguradoras privadas de salud) y que las cotizaciones de los trabajadores (un 7%) vayan a un fondo común al que se sumarán los aportes del Estado. Las Isapres se transformarán en seguros complementarios voluntarios.

Por el lado de Kast, su programa indica que su gobierno se enfocará en “la protección del derecho a la vida y a la salud de los chilenos antes que la defensa ideológica de un sistema, sea público o privado” y que se ampliará el acceso a la modalidad de libre elección de Fonasa, el fondo nacional de salud.

“Los que hemos visto en esta segunda vuelta es el tránsito de los candidatos hacia el centro, atenuando sus propuestas. Ambos se han ido convirtiendo en lo que uno podría denominar como el modelo chileno, que en el fondo es casi una socialdemocracia donde hay un Estado que está presente, pero que tiene que ser global. Incluso Boric está de acuerdo con que tiene que haber moderación y gradualidad en las propuestas que se han planteado”, analizó Kenneth Bunker, doctor en Ciencia Política por la London School of Economics.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.