El Estado colombiano pide perdón por el crimen del periodista Gerardo Bedoya

Agencia EFE

Bogotá, 30 sep (EFE).- El Estado colombiano reconoció este lunes su responsabilidad y pidió perdón por el crimen del periodista Gerardo Bedoya, asesinado en 1997 cuando era director de Opinión del diario El País de Cali y cuyo homicidio todavía hoy no ha sido aclarado.

"Pedimos perdón por la violación a los derechos humanos de la que fueron víctimas Gerardo Bedoya Borrero y sus familiares. Este episodio jamás debió haber ocurrido", aseguró el consejero presidencial para los Derechos Humanos y Asuntos Internacionales, Francisco Barbosa Delgado, según recoge El País.

Barbosa agregó que "no debería repetirse, en un Estado social de derecho en el que la protección a la vida, la integridad personal, el acceso a la justicia y la libertad de expresión son pilares esenciales de una sociedad democrática".

El acto público de reconocimiento de responsabilidad tuvo como escenario el museo La Tertulia y fue posible gracias a un largo proceso de negociación entre el Estado colombiano y la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), agregó el rotativo.

La SIP investigó el asesinato de Bedoya y lo presentó el 23 de septiembre de 1999 ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

La presidenta de la SIP y directora de El País, María Elvira Domínguez, afirmó que "hoy es un día de recogimiento para recordar a un periodista valiente, a quien le arrebataron la vida por buscar la verdad y denunciar los males que entonces agobiaban a nuestra sociedad".

"Infortunadamente este reconocimiento no está acompañado del esclarecimiento de un crimen producto de la cobardía de sus autores materiales e intelectuales que aún no se conocen, pese a haber transcurrido ya veintidós años y seis meses de su asesinato", subrayó.

Por eso recordó que "los órganos jurisdiccionales lo han declarado de lesa humanidad y la investigación podrá continuar".

Bedoya criticaba desde las páginas de El País al Gobierno del entonces presidente Ernesto Samper por recibir presuntamente financiación del narcotráfico y los vínculos entre las Fuerzas Armadas, las mafias y la clase dirigente del Valle del Cauca, departamento del que es capital Cali.

(c) Agencia EFE