Estado chileno desagravia a jueza lesbiana

SANTIAGO, Chile (AP) — El gobierno chileno, obligado por una sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, hizo un acto de desagravio este viernes a una jueza lesbiana a quien la Corte Suprema le había quitado la custodia de sus tres hijas por su condición homosexual.

En una ceremonia realizada en un salón de la cancillería, encabezada por el ministro de Justicia Teodoro Ribera, el gobierno dio cumplimiento al acto de reparación a la magistrada Karen Atala.

En su resolución favorable a la jueza Atala se estableció que además del acto de desagravio a la magistrada el Estado de Chile debe otorgarle una compensación equivalente a 70.000 dólares así como atención médica y psicológica gratuita.

El gobierno deseaba hacer un gran acto público de reparación, lo que no fue aceptado por Atala. Medios de prensa señalaron que el presidente Sebastián Piñera deseaba asistir para resaltar la no discriminación, que fue reglamentada a partir de una ley promulgada en julio.

La sentencia condenatoria por discriminación contra el Estado de Chile dictada en marzo por la Corte Interamericana consignó que "no son admisibles las consideraciones basadas en estereotipos por la orientación sexual".

Atala, de 49 años, recurrió a la Corte luego de que en 2004 la Corte Suprema chilena revirtió una sentencia de un tribunal inferior y le otorgó la tuición de sus tres hijas a su ex marido basada en la condición de lesbiana de la mujer.

A la ceremonia en la cancillería asistieron el presidente de la Corte Suprema, Rubén Ballesteros, y otros seis magistrados del más alto tribunal del país, así como tres ministros y el vicecanciller.

Atala, quien no hizo declaraciones, señaló en julio en Estados Unidos al recibir un premio que su lucha contra la discriminación de que fue víctima "en sí fue paradigmática, una jueza clamando por justicia y enfrentándose a su superior jerárquico y utilizando los instrumentos y mecanismos internacionales".

El abogado Jorge Contesse, defensor de Atala, manifestó este viernes que la resolución de la Corte Interamericana fue "una decisión histórica, es la primera vez que el sistema interamericano de derechos humanos determina que la condición sexual de una persona y que la identidad de género son categorías que están prohibidas para realizar discriminación por parte de los Estados. Hay un antes y un después con el caso Atala".

Cargando...