Estacionamiento en la Ciudad: el Frente de Todos propone frenar la extensión los parquímetros

LA NACION

El Frente de Todos (FDT) presentó un proyecto de ley para dejar sin efecto la ampliación de la red de parquímetros que pretende impulsar el gobierno de la Ciudad.

Los 17 legisladores del Frente de Todos firmaron un proyecto de ley para derogar la ampliación de la red de parquímetros que impulsa el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.

Desde el FDT, además, proponen que el Gobierno gestione de manera directa los servicios relacionados al sistema de estacionamiento regulado. "Las concesiones de este servicio público se encuentran vencidas, no hay ninguna prórroga vigente y ya concluyó el plazo para una nueva adjudicación", dijeron desde el espacio. "La licitación en curso está frenada desde 2018, momento en que ya se había prorrogado la primera apertura de sobres unas cuatro veces", agregaron.

"Hoy, el servicio de estacionamiento medido está a cargo de empresas que arrastran la concesión desde hace décadas. Este mes, el gobierno aumentó la tarifa por acarreo sin pasar por audiencia pública, llevándola a $3.000, monto que deben pagar los usuarios además de la multa por la infracción y el monto por "estadía" en la playa", agregaron desde el FDT.

"En estas condiciones, el Gobierno está obligado a hacerse cargo de prestar el servicio. Es evidente que debe frenar la ampliación de la red de parquímetros, que no solo se daría en un marco de irregularidad sino que no trae absolutamente ningún beneficio para los porteños", expresó por su parte la legisladora porteña Lucía Cámpora.

La extensión: una larga historia

En 2013, el Pro dio el primer paso en la Legislatura para avanzar con un proyecto de ley para ampliar el estacionamiento medido a, por lo menos, el 45% de la ciudad. Pero en los años siguientes, una serie de recursos de amparo, apelaciones y trabas judiciales llevaron a que la ley fuera modificada.

El año pasado, finalmente se aprobó que el número de parquímetros de la extensión fuera reducido a la mitad y estuviera solo en tres de las cinco zonas en las que fue dividida la Capital para agrandar el estacionamiento medido.

Según la nueva ley, las terminales multipropósito (así es su denominación técnica precisa) llegarían a solo una nueva zona, porque en las dos restantes ya están funcionando. Con esta configuración, habría más parquímetros en el casco histórico, el microcentro y el corredor norte de la ciudad, mientras que no llegarían a los barrios del sur ni a los de las zonas centro y oeste.

Las grúas de acarreo sí estarán desplegadas en toda la Capital con el objetivo de colaborar con el reordenamiento vehicular.

Hace seis años, con la primera ley aprobada, se preveía que habría que pagar por estacionar en 140.000 lugares. Aún no hay confirmación oficial de cuántos espacios serán tarifados a raíz de la reducción de parquímetros, aunque si se aplica la lógica es de esperar que sea del 50%.

Según las empresas involucradas en el proceso licitatorio, los contratos se firmarían en abril, y en septiembre el nuevo sistema debería dar sus primeros pasos. Aunque esta historia está plagada de idas y venidas, con fechas que se confirman y luego se descartan.