Esta modelo cuenta lo infeliz que era cuando usaba tres tallas menos

Cada vez son más las modelos que denuncian haber sufrido trastornos alimenticios para hacerse un hueco en el mundo de la moda, Mia Kang, de 29 años, ha sido la última en hacerlo. Kang decidió romper con las dietas estrictas que le permitían mantener una talla 32, pero su decisión no fue nada fácil. Ahora, totalmente recuperada, ha decidido contar su experiencia en su cuenta de Instagram.

La modelo publicaba una foto hace una semana mostrando el que era su cuerpo en 2015 y también su figura actual. “A la izquierda: 2015. Talla 32. No había comido nada sólido en 10 días y fumaba una caja de Marlboro Lights al día. Estaba obsesionada con que se viera mi clavícula, costillas y huesos de la cadera (…). Estaba a punto de posar para la edición en traje de baños de Sports Illustrated por primera vez y estaba tratando de lucir como un ángel de Victoria’s Secret”, escribe junto a la imagen.

Su aspecto actual, mucho más saludable, le hace feliz. “Talla 38. Siento que finalmente me convertí en una mujer. Amo mis muslos, mis curvas (…) Aún tengo inseguridades mientras me ajusto a mi nuevo cuerpo, como todos los demás. Pero conozco mi cuerpo, lo respeto y lo amo”, concluye.

La modelo también da una serie de consejos a todas aquellas mujeres que, como ella, han sufrido y sufren trastornos alimenticios y dismorfia corporal. “Quiero mostrarle a las mujeres que está bien aumentar de peso. Tenemos el placer de tener cuerpos fluctuantes, disfrutar de sus curvas, disfrutar de ser una mujer. Se saludable y ten confianza. Tenemos un solo cuerpo y una sola vida, no permitas que tus inseguridades te alejen de la felicidad”, escribe.

Después de que una firma le pidiera que bajara de peso con una dieta que podría matarla de hambre, la joven decidió cambiar de vida. Actualmente practica artes marciales mixtas, lleva una alimentación saludable y sigue dedicándose a posar para distintas firmas, pero sintiéndose feliz con su cuerpo.

También te puede interesar: