Esta ilusión óptica puede mejorar tu vista

WTB

Las ilusiones ópticas pueden servir para algo más que para marearnos, para descubrir rostros en donde no los hay y para frustrarnos por no descubrir o percibir la experiencia que se supone generan. También hay algunos de estos juegos perceptivos que sirven para algo positivo, como el que nos ocupa, que es capaz de mejorar la vista de quien lo afronte.

Este curioso rompecabezas visual es obra de investigadores de la Universidad de Glasgow y de la Universidad de York (Reino Unido). Y aunque todo el mundo lo haya visto en alguna ocasión en el pasado -es una simple espiral-, lo novedoso es el efecto que causa y que ha sido descubierto por estos científicos británicos. 

Una ilusión óptica como las utilizadas en el experimento (Pinterest)

“Hemos descubierto que las personas que pasan un buen rato viendo una ilusión óptica que tenga efectos de movimiento mejoran su agudeza visual”. Es concreto y según los hallazgos de esta investigación, aquellos que miran este tipo de dibujos luego son capaces de leer palabras escritas con tipografía muy pequeña.

Para llegar a esta conclusión, los científicos midieron la agudeza visual de 74 personas haciéndoles pasar por la prueba de la tabla logMAR, la que tienen todos los oftalmólogos en sus consultas y que está formada por letras de diferentes tamaños.

Después, a la mitad de estos sujetos se les enseñó una ilusión óptica de una espiral que parecía moverse en el sentido de las agujas del reloj. A la otra mitad se les mostró otra, pero esta vez la sensación era la de movimiento contrario a las agujas del reloj. Los dos grupos vieron las ilusiones durante 30 segundos. 

A continuación, los sujetos volvieron a pasar por la prueba logMAR y ahí se produjo un curioso fenómeno: los que vieron la ilusión que giraba en el sentido de las agujas del reloj pudieron ver letras más pequeñas en esta segunda tanda. Es decir, su agudeza visual mejoró.

Rob Jenkins, de la Universidad de York, revela en un comunicado de prensa que “nos sentimos impresionados por la consistencia del efecto: los resultados mejoraron de manera espectacular”.

El científico atribuye la mejora de la visión al hecho de que la ilusión óptica de algún modo hace que el cerebro agudice al máximo su capacidad para entender lo que tiene delante, y esa mejora de rendimiento luego es aprovechada ante la tabla logMAR.