"¿A qué estás jugando?”: Putin cuestiona públicamente a su ministro de Comercio e Industria

Denis Manturov ha pertenecido al gabinete desde 2012.
Denis Manturov ha pertenecido al gabinete desde 2012.

El presidente ruso, Vladimir Putin, perdió la calma durante la primera reunión anual de su gobierno, y regañó públicamente al ministro de Comercio e Industria.

Durante varios minutos, Putin responsabilizó a Denis Manturov por demoras burocráticas a la hora de encargar aviones civiles y militares.

"Demasiado tiempo, está tomando demasiado tiempo", dijo el mandatario ruso, que nunca ha sido de los que se reprimen a la hora de criticar a sus altos funcionarios en público.

"¿A qué estás jugando? ¿Cuándo se firmarán los contratos?", le cuestionó.

En una videollamada que se transmitió por la televisión rusa, Putin elogió el manejo de la economía por parte de sus ministros. Sin embargo, interrumpió repetidamente a Manturov cuando hablaba sobre los planes para la flota de aviones, helicópteros y barcos.

"Estos 700 aviones, incluidos los helicópteros... hay que arreglar esto con el Ministerio de Defensa. Varias empresas aún no han recibido ningún pedido", se quejó.

La primera reunión del gobierno se produjo el mismo día en que Putin reemplazó a su principal comandante en Ucrania después de solo tres meses en el cargo.

El general Sergei Surovikin fue designado en octubre después de una serie de reveses en la invasión rusa de Ucrania, pero no logró revertir el curso de la guerra.

Hombre de confianza

Manturov ha sido un miembro leal del equipo ministerial de Putin desde 2012 y ha viajado regularmente con el presidente en visitas nacionales e internacionales.

Se le asignó la tarea de supervisar la industria armamentística de Rusia el verano pasado, cuando las deficiencias ya habían quedado en evidencia en el campo de batalla.

Vladimir Putin
Putin insistió en que los trámites en el Ministerio de Comercio e Industria tomaban demasiado tiempo.

Cuando Manturov explicó que su ministerio había lanzado un programa para producir motores de helicópteros en San Petersburgo, que antes se fabricaban en Ucrania, Putin intervino y se quejó de que todo estaba tomando demasiado tiempo.

Aunque el ministro prometió que su departamento haría todo lo posible por agilizar las acciones con sus socios económicos, sus afirmaciones no fueron suficientes para frenar al presidente, que lucía cada vez más agitado.

"No, hazlo dentro de un mes. ¿No entiendes la situación en la que estamos? Tiene que hacerse en un mes, no más tarde".

La reprimenda televisada recordó un evento aún más dramático tres días antes de que estallara la guerra, cuando Putin ordenó a sus principales figuras de seguridad que dijeran si Rusia debería reconocer dos áreas ocupadas del este de Ucrania como independientes.

Cuando uno de sus aliados más cercanos, el jefe de inteligencia extranjera Sergei Naryshkin, sugirió vacilante que los socios occidentales de Rusia deberían tener una última oportunidad, Putin comenzó a interrogarlo.

Naryshkin tropezó con sus palabras varias veces antes de declarar que apoyaría la incorporación de las dos regiones ocupadas por Rusia.

Aunque Putin dijo que la incorporación de las regiones ucranianas no era un tema que estuviera en el tapete, varios meses después anunció justo esa maniobra.

Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.