"Espontáneo" que invadió la cancha en el Mallorca vs Barcelona demostró que no todo estaba listo en realidad

(Photo by Quality Sport Images/Getty Images)

Corría el minuto 54 del partido entre el Mallorca y el Barcelona, cuando un sujeto saltó a la cancha e intentó tomarse fotos con algunos jugadores azulgranas, su objetivo principal era una con Messi. No duró mucho en el terreno de juego y fue sacado por elementos de seguridad del Estadio Son Moix sin tener que perseguirlo o forcejear con él, según algunas crónicas de quienes presenciaron ahí esos momentos y algunos breves videos.

El individuo, un joven de 17 años, fue tan sorpresivo en la cancha, tan “espontáneo”, que los narradores españoles quedaron mudos por unos segundos y después señalaron lo increíble que es ver a un aficionado burlar los protocolos de seguridad de un estadio vacío. La televisión tardó unos segundos en enfocar otros ángulos del partido momentáneamente suspendido para no dar tanta publicidad al invasor. Así sucede en la mayor parte del mundo.

El 12 de marzo pasado se anunció que la temporada del fútbol español se suspendería hasta nuevo aviso. Pasaron tres meses exactos para que se reanudara sin público y el balón volviera a rodar en los estadios españoles. Lo lógico es pensar que los protocolos de seguridad para contener el coronavirus y los aficionados que rodearan los estadios, eran infalibles, perfectos, hechos a la medida de las circunstancias.

Y al menos en este partido en el que el Barcelona, uno de los equipos más importantes de Europa, con una de las nóminas más altas del mundo, con figuras que alcanzan nivel de ídolos, era uno de los equipos protagonistas y dichas medidas no funcionaron adecuadamente.

LEE también | El mayor experto en atletismo de Twitter en español es un indigente que vive en un parque de Madrid

Hay que pensar de qué forma un joven de 17 años burló la seguridad del estadio y fue él mismo quien lo describió y no, no hay ciencia en su hazaña, ni un complicado plan trazado, sino solo valor para callar a los amigos que lo “motivaron” a lograrla, a hacer simplemente un grave travesura.

El chico de origen francés, dijo que momentos antes de saltar a la cancha, estaba en compañía de unos amigos por las inmediaciones del estadio y ellos lo retaron: “A que no tienes valor para saltar el muro y entrar en el terreno de juego”. Acto seguido, justo en la puerta cuatro del estadio, el joven apiló en forma de escalera varias piedras que encontró. Según medios españoles, se trataba de una zona de seguridad muy vulnerable y que suele ser reforzada por vigilantes de seguridad en los días que hay juego. No en esta ocasión. La realidad es que no había una fuerte “seguridad” en el estadio.

(Photo by David Ramos/Getty Images)

Si el joven es francés o finlandés, si quería una foto con Messi, si le hicieron borrar todas las fotos que tomó, si presentó identificaciones falsas, o si la madre tuvo que ir a dar la cara por él y ahora la familia podría enfrentar una multa de más de 3 mil euros por la “hazaña” del menor, son datos irrelevantes en esta situación. Lo grave aquí, es que se deja al descubierto los graves errores de seguridad por parte del club Real Mallorca y de La Liga en general para partidos de esta envergadura.

LEE también | La dedicatoria de Diego Costa a una futbolista operada de un tumor

La Liga de Fútbol Profesional de España en los próximos días analizará el caso y seguramente impondrá una fuerte sanción al club mallorquín.

Es increíble aún entender cómo los protocolos de seguridad de uno de los estadios de la segunda liga más acaudalada de Europa fueron violados por un menor de edad que ni siquiera cubrebocas traía.