Del esplendor a la ruina: la icónica mansión de Elizabeth Taylor que está a punto de desaparecer

·3  min de lectura
Elizabeth Taylor
Elizabeth Taylor

Sin dudas son varias las características que definieron a Elizabeth Taylor. Desde su talento para actuar hasta su belleza, pasando por su fortaleza y generosidad. Sin embargo, también pasó a la historia por llevar una vida rodeada de lujos. Ahora, una noticia entristece a los seguidores de la estrella de Hollywood: su legendaria mansión de Bel Air, California, se vendió y se cree que será demolida para construir un nuevo emprendimiento inmobiliario.

Tras la muerte de Taylor en 2011, la propiedad fue comprada por US$8 millones por Rocky Malhotra, un magnate indio que mantuvo la estructura intacta durante una década. Ahora, según informó el portal especializado en bienes raíces Dirt, fue adquirida por Ardie Tavangarian, un reconocido desarrollador inmobiliario de Los Ángeles por US$11 millones.

Liz Taylor compró la vivienda en 1981 (Architectural Digest/)
Liz Taylor compró la vivienda en 1981 (Architectural Digest/)

La mansión fue construida en 1960 y pertenece a la Edad de Oro hollywoodense. Antes de ser propiedad de Liz, quien vivió allí durante los últimos 30 años de su vida, había pertenecido a la exesposa de Frank Sinatra, Nancy. Además, la casa sufrió algunas renovaciones y ampliaciones a finales de los años 70.

En la actualidad se desconoce cómo es el estado de la propiedad (Architectural Digest/)
En la actualidad se desconoce cómo es el estado de la propiedad (Architectural Digest/)

En 1981, Taylor la compró por US$ 2 millones, que equivalen a unos US$ 5,7 millones actuales, y le sumó su impronta. Para eso, contrató al diseñador Waldo Fernández, quien decoró las instalaciones de acuerdo al gusto de la intérprete de Cleopatra.

La decoración sorprendía a los amigos de la actriz por su calidez (Architectural Digest/)
La decoración sorprendía a los amigos de la actriz por su calidez (Architectural Digest/)

Si bien la actriz siempre fue caracterizada como “excéntrica”, de acuerdo con sus amigas, su hogar era “acogedor y cálido”.

Tras la muerte de Taylor, la casa fue vendida dos veces (Architectural Digest/)
Tras la muerte de Taylor, la casa fue vendida dos veces (Architectural Digest/)

La mansión de Taylor llegó a ser tan conocida que la fotógrafa Catherine Opie pasó seis meses estudiando la casa y realizó más de 3000 imágenes. El material luego se publicó en el libro 700 Nimes Road, donde Opie documentó la vida de la actriz a través de detalles de su hogar y de sus pertenencias personales.

Si bien se desconoce en qué situación se encuentra el interior, la propiedad aún conserva la cabina de vigilancia en el frente y los terrenos continúan arbolados.

El nuevo propietario es un reconocido desarrollador inmobiliario (Architectural Digest/)
El nuevo propietario es un reconocido desarrollador inmobiliario (Architectural Digest/)

La construcción mide más de 2.130 metros cuadrados, tiene dos pisos, seis dormitorios y seis baños, y está emplazada sobre un lote de más de 51 hectáreas sobre la calle Nimes Road. El inmueble está ubicado justo sobre una loma de East Gate Bel Air.

En total tiene 6 habitaciones y 6 baños (Architectural Digest/)
En total tiene 6 habitaciones y 6 baños (Architectural Digest/)

A pesar de sus dimensiones, se trata de una vivienda pequeña para los estándares del vecindario, donde muchas de las casas son las más grandes y lujosas de Los Ángeles. De hecho, al lado de la exmansión de Taylor está el extravagante complejo del exrey de Arabia Saudita Fahd, que tiene 41 baños.

A pesar de su lujo, no llega a competir con las otras mansiones que hay en el vecindario (Architectural Digest/)
A pesar de su lujo, no llega a competir con las otras mansiones que hay en el vecindario (Architectural Digest/)

Según trascendió, el nuevo propietario tiene planes de tirarla abajo para promover un flamante desarrollo inmobiliario y hacer un buen negocio. Ya en 2019 vendió una propiedad en el mismo barrio por US$ 75 millones; el mes pasado logró una operación de US$ 83 millones por una casa en Pacific Palisades, y en 2020 le entregó a Elon Musk US$ 62,5 millones por cuatro inmuebles en Los Ángeles.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

EN VIDEO | Penélope Cruz protagoniza la alfombra roja inaugural de Venecia

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.