Espirometría vital para fumadores

Enrique Gómez

CIUDAD DE MÉXICO, noviembre 18 (EL UNIVERSAL).- Las personas que fuman más de 10 cigarros al día o lo hayan hecho durante 10 años o más, deben realizarse una espirometría a fin de evitar complicaciones por enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), advirtió el jefe de la Clínica de Enfermedades Pulmonares Obstructivas Crónicas, del Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER) de la Secretaría de Salud, Rafael de Jesús Hernández Zenteno.

Quienes han estado expuestas al humo de leña más de tres horas al día por varios años también deben revisarse, ya que es una condicionante que provoca dicho padecimiento, explicó el especialista.

La espirometría es un estudio que se realiza para conocer el nivel de flujo de aire pulmonar de quienes fuman habitualmente o están expuestos al humo. Explicó que dos terceras partes de los casos de EPOC en hombres están asociados con humo de tabaco y 90% de los casos en mujeres se relaciona con humo de leña.

Refirió que la EPOC se presenta después de los 40 años, generalmente a consecuencia del consumo de tabaco o exposición al humo de leña durante 10 a 30 años.

Señaló que en la temporada invernal las personas con EPOC deben contar con esquema completo de vacunación contra Covid-19, influenza, neumococo y tosferina, para evitar recaídas o enfermedad respiratoria grave.

En el Día Mundial de la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica que se conmemora el 17 de noviembre, señaló como esencial dejar de fumar y además mantener apego a los tratamientos, no solo farmacológicos, sino de rehabilitación pulmonar, abrigarse bien y usar cubrebocas para reducir el riesgo de contagio de infecciones respiratorias.

Informó que en el primer semestre de 2022 la Clínica de Enfermedades Pulmonares Obstructivas Crónicas del INER atendió casi 600 pacientes subsecuentes o de primera vez, quienes presentaron insuficiencia respiratoria aguda, con EPOC o con sospecha de esta enfermedad, en las áreas de urgencias, hospitalización, consulta externa o en piso.

El especialista apuntó que 50% de los pacientes que se diagnostican con EPOC requieren oxígeno suplementario en casa. La detección oportuna de la enfermedad puede evitar que progrese.

Hasta 75% de los pacientes que mantienen controlada la enfermedad sobrevive cinco años o más a partir del diagnóstico; en cambio, solo alcanzan a vivir 60 meses o más 25% de quienes no se realizan seguimiento.

Hernández Zenteno indicó que un pilar del tratamiento es la rehabilitación pulmonar con el entrenamiento de los músculos respiratorios y del diafragma (principal músculo de la respiración) para mejorar la calidad de vida del paciente, además de reducir el riesgo de hospitalización y de mortalidad. Debe efectuarse durante media hora, dos o tres veces por semana, al menos ocho semanas consecutivas, para obtener los beneficios, y debe hacerse indefinidamente.