De lo espiritual en el arte de Hreinn Fridfinnsson

·6  min de lectura

For the Time Being (Mientras tanto), la primera exhibición en toda América de Hreinn Fridfinnsson, nacido en 1943 en Baer Dölum, Islandia, y quien vive y trabaja en Amsterdam desde 1971, reúne en el Museum of Art And Design at Miami Dade College, MOAD, seis décadas de trabajo de este artista que desde 1965, cuando cofundó el colectivo SÚM, se convirtió en una figura líder del avant-garde islandés y quien desde los setenta es internacionalmente reconocido por la poética de su arte conceptual lírico que conecta lo íntimo y lo universal.

'Dreamed He Was Awake', instalación en el MOAD.
'Dreamed He Was Awake', instalación en el MOAD.

Con levísimos gestos y la dilatada imaginación de quien se acerca a los otros reinos y se reconoce en ellos, Fridfinnsson, marcado por la relación entre el paisaje y el ser, y por el legado de las sagas islandesas de las que Borges decía que eran “el logro mayor en los últimos días en el mundo antiguo” y que poseían “la virtud suficiente como para cambiar el mundo entero”, es capaz de reencantar todo cuanto está en su derredor y la más antigua memoria de este. La directora y curadora del MOAD, Rina Carvajal, buscó presentar “más que una retrospectiva tradicional, un ensamblaje de instancias de la sensibilidad única” del artista que representó a Islandia en la Bienal de Venecia 45 y sabe “cómo transformar materiales cotidianos en obras de arte poéticas, alusivas y reveladoras”. Y curó una de las exhibiciones más conmovedoras de este tiempo.

Detalle de la instalación ‘Hulduklettur’.
Detalle de la instalación ‘Hulduklettur’.

En medio del exceso de espectáculos “artísticos” banales, For The Time Being abre una puerta al arte que nos acerca a la experiencia de una revelación. Este artista de culto -exhibido y/o representado por galerías como Elba Benítez, en Madrid, Serpentine Gallery, en Londres, y Nordenhake en Berlín- crea a partir de “las cualidades más efímeras y fugaces del mundo que le rodea”, con “un sutil sentido del humor y el reconocimiento de una dimensión sobrenatural”. Su modo de espiritualidad en el arte hace destellar la chispa de lo sagrado en un paisaje, en una telaraña, en una hoja, en las gotas de lluvia, o en el fondo de una caja de cartón donde brilla un papel fluorescente, como en Sanctuary, 1992-2010. “Colocada y montada en la pared, la caja extendida adquiere una forma cruciforme y de su interior parece emanar una luz sobrenatural”, precisa el catálogo del MOAD, con un ensayo de Linda Norden.

‘Hulduklettur’, 2017-2019, instalación.
‘Hulduklettur’, 2017-2019, instalación.

En Hulduklettur (Hidden Cliff), 2017, las olas van y vienen sobre una estructura de cajas de cartón. Algunas resplandecen en su interior o contienen amonitas, imágenes cósmicas o elementos que remiten al origen del universo. Five Gates for the South Wind, 1971–72, documenta en 14 fotografías en blanco y negro, la serie de intervenciones que hizo en las altas montañas en Islandia, donde no podía verse ninguna otra huella humana, colocando contra el horizonte puertas construidas para ser abiertas por los cálidos vientos del sur. ¿A qué otro lugar puede conducir una entrada en medio de un paisaje deshabitado que a la experiencia poética? En su video Books, 2005-2009, el viento pasa las hojas de los libros dispersos sobre la tundra islándica.

‘House Project, First House’, 1974.
‘House Project, First House’, 1974.

Con una vía de exploración opuesta al proyecto que James Turrell inició en el volcán extinto de Arizona Roden Crater en 1977 -convertirlo en un complejo observatorio de la luz solar y de los astros con extensos túneles hechos para durar siglos- Fridfinnsson construyó en el interior de un cráter volcánico First House, 1974, una pequeña estructura en forma de casa, cuyas cortinas y paredes decoradas aparecen pintadas en el exterior. La obra cumple el sueño inacabado de Sólon Guðmundsson, un aristócrata finlandés, que hace un siglo ofrecía hospedaje a quienes quisieran expandir el sentido de juego y libertad vital, y quien concibió la posibilidad de una vivienda con el papel decorativo afuera, invirtiendo lúdicamente el orden lógico. Si el adentro de la casa está expuesto hacia afuera, entonces “todo el universo existe en ese interior doméstico”.

El Museum of Art And Design at Miami Dade College, MOAD, seis décadas de trabajo de Hreinn Fridfinnsson, nacido en 1943 en Baer Dölum, Islandia.
El Museum of Art And Design at Miami Dade College, MOAD, seis décadas de trabajo de Hreinn Fridfinnsson, nacido en 1943 en Baer Dölum, Islandia.

El MOAD incluye documentaciones de las diversas iteraciones de esta obra que ha hecho Fridfinnsson, quien, como Guðmundsson al final de sus días, vive retirado en un hogar para personas mayores. Cada construcción trasvierte un límite habitual de nuestra percepción.

Su fascinación por los espejos nos sumerge en ese otro lado de la realidad donde las cosas habituales cambian de tamaño o de consistencia, los pisos se hunden y la visión se extiende. Attending, 1973, es un díptico de máxima simpleza y eficacia: en la primera imagen una mano sostiene bajo el vasto cielo un espejo oval que contiene la imagen de la hierba del suelo que no se ve, y en la segunda, el espejo sostenido sobre la hierba refleja en cambio el cielo que solo aparece en su superficie. El modo en que las ideas de arriba y abajo, adentro y afuera, se alteran, imparte una lección filosófica sin grandilocuencia. También, como precisa el título de una obra, Fridfinnsson hace perdurar en una escultura de acero inoxidable “una hoja que cayó al suelo y fue recogida en algún momento en los tempranos ochenta”. Si bien trabaja con objetos cotidianos encontrados, se aparta de la indiferencia duchampiana.

‘House Project’, panorámica de la instalación en el MOAD.
‘House Project’, panorámica de la instalación en el MOAD.

En Atelier Sketches (1990-2003) preserva entre vidrios prensados, las creaciones de las laboriosas arañas en su estudio, dando a las telarañas que barremos una atención duradera. Tangled, 2016, se declara en el subtítulo como una colaboración entre un humano y el gato que le ayudó a enredar los hilos de la instalación. Fridfinnsson no “usa” fósiles o piedras, sino construye, como advierte en una obra, una composición “con” los meteoritos, magnetos e hilos. Ese modo de unidad de su arte con lo que existe se advierte también en el letrero de la obra residual de un performance, Substances, 1973, que instaló en las ventanas: “He mirado el mar a través de mis lágrimas”. Cada obra surge de la levedad de un modo de humildad creativa que le permite incorporar a su obra otros reinos.

En el texto a máquina de Dream, 1971, Hreinn Fridfinnsson narra que soñó que debía anudar un caballo a una carreta cargada de heno con cuerdas hechas de luz. No ha hecho otra cosa al crear una obra que conmueve porque contiene la verdad de un ser humano y refleja algo tan íntimo como común a todos. Reitera sus gestos luminosos a través de los años: al lado de una foto suya del niño que en 1952 está absorto dibujando un tigre, coloca el retrato de 1971 en el que repite la tarea con idéntica concentración. Entre 1978 y 1979 se retrata como un hombre que se asoma a una ventana en siete fotografías tomadas en distintas posturas y momentos cargados de la tensión de la mirada del observador que mira algo que nos es negado. En la última imagen la silueta desaparece. Su ausencia completa una historia que cada uno debe contarse a sí mismo. No dudo que, aun cuando él ya no esté, los hilos de su obra seguirán irradiando una pureza resplandeciente: eso que hace del arte una forma de misticismo cotidiano.

“For the Time Being” (Mientras tanto), de Hreinn Fridfinnson, en el Museum of Art And Design del Miami Dade College, MOAD, 600 Biscayne Boulevard, Miami, FL 33132. (305) 237-7700. Hasta el 1 de mayo de 2022.

'Substances (I Have Looked at the Sea Through My Tears)', 1973. Vinyl después de un performance. 
'Substances (I Have Looked at the Sea Through My Tears)', 1973. Vinyl después de un performance.
Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.