El espionaje interior alemán vigila a la ultraderechista AfD de Brandeburgo

Agencia EFE

Berlín, 15 jun (EFE).- La ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD) en Brandeburgo se ha convertido en objeto de vigilancia por parte del espionaje interior, según informaron hoy el Ministerio del Interior y la Oficina para la Protección de la Constitución (BfV) de ese estado federado.

Existen "suficientes indicios reales y de peso" acerca de las aspiraciones ultraderechistas de esta formación a nivel regional contra el orden liberal y democrático, declaró en rueda de prensa el presidente de los servicios secretos del interior en Brandeburgo, Jörg Müller.

Los servicios secretos podrán así utilizar todos los medios y métodos disponibles para esclarecer si estas sospechas se confirman.

La BfV ve "con gran preocupación el rumbo que ha tomado la AfD en Brandeburgo", que "ha sido y está siendo liderada de hecho por un extremista radical independiente", dijo Müller al referirse a la controvertida figura de Andreas Kalbitz.

La propia AfD optó el pasado 15 de mayo por dar de baja como militante a Kalbitz por sus vínculos con una formación neonazi ilegalizada hace unos años, aunque continúa siendo miembro del grupo parlamentario regional tras recibir el apoyo mayoritaria de los diputados de la formación ultraderechista.

La decisión de la AfD ha causado controversia y ha divido a esa formación, la tercera fuerza del país.

Kalbitz es uno de los representantes del ala más radical del partido en torno a Björn Höcke, líder de la AfD en Turingia y fundador de "Der Flügel" ("El Ala"), una corriente neonazi dentro del partido que tiene mucha influencia pese a que no cuenta con estructura propia.

RADICALIZACIÓN CONTINUA DESDE SU CREACIÓN

En tanto, el ministro del Interior regional, Michael Stübgen, declaró que la AfD en Brandeburgo "se ha ido radicalizando continuamente desde su creación y está dominada actualmente por aspiraciones dirigidas claramente contra el orden liberal y democrático", además de mantener en parte "estrechos vínculos con estructuras de la derecha radical".

La AfD en Brandeburgo "está marcada y dominada por la ideología del 'Ala'", hasta el punto de que "'El Ala' representa hace tiempo a todo el pájaro", agregó.

"La supuesta disolución del 'Ala' no hace aquí ninguna diferencia", dijo, al referirse al anunció que hicieron al respecto en marzo pasado Kalbitz y Höcke, obligados por la cúpula de la AfD, después de que el espionaje interior hubiera comunicado ese mismo mes que esta corriente interna quedaba bajo su vigilancia por sospechas de extremismo.

El presidente honorario de la formación ultraderechista, Alexander Gauland, dijo por su parte que la decisión del espionaje interior de catalogar a la formación en Brandeburgo como caso de sospecha "es tan equivocada como todas las clasificaciones hechas hasta ahora de la AfD por la Oficina de Protección de la Constitución".

Bajo el liderazgo de Kalbitz, la AfD obtuvo en los pasado comicios regionales en Brandeburgo celebradas el año pasado un 23,5 % de apoyos, por detrás de socialdemócratas y por delante de los conservadores de la canciller, Angela Merkel.

La AfD de Höcke también se alzó como segunda fuerza en las elecciones del año pasado en Turingia con el 23,4 % de los votos, por detrás de La Izquierda y por delante de los conservadores. EFE

egw/jam/msr

(c) Agencia EFE