Espionaje ilegal. El juez de la causa, tironeado por Leopoldo Moreau y Darío Nieto por la pericia del celular

Candela Ini
·2  min de lectura

El presidente de la Comisión Bicameral de Fiscalización de los Organismos y Actividades de Inteligencia, Leopoldo Moreau, le pidió al juez de Lomas de Zamora Juan Pablo Augé que le envíe una copia digital de la causa por presunto espionaje así como también de la pericia realizada sobre el celular de secretario de Mauricio Macri imputado por presunto espionaje ilegal, Darío Nieto.

Nieto, en tanto, le pidió al juez Augé que no envíe el contenido de la pericia a ninguna dependencia pública, y denunció que se rompió la cadena de custodia del contenido obtenido durante el allanamiento ocurrido en su casa hace más de un mes. El imputado denunció que se falsificaron mensajes e introdujeron otros, al punto que uno de ellos está fechado cuando la Justicia ya había secuestrado el material.

"Se está queriendo usar el teléfono de un secretario privado del expresidente, es decir, la agenda privada del expresidente, para ir en una excursión de pesca y hacer política", dijeron desde el entorno de Nieto a LA NACION, donde observan con preocupación el pedido de Moreau.

El abogado defensor de Nieto, Gervasio Caviglione Fraga, denunció, en una clara alusión a la responsabilidad de parte de la fiscalía que investiga el caso, la "manipulación, fabricación, deformación del contenido del material" hallado en el celular de Nieto. Los fiscales de la causa, que llevan adelante la investigación, son Cecilia Incardona y Santiago Eyherabide.

Nieto le pidió al juez Augé "la prohibición absoluta de la difusión y filtración del contenido de lo extraído en el teléfono celular secuestrado a mi cliente el 25 de junio de 2020 en su domicilio".

Si Augé remitiera el material a esa Comisión, la información obtenida del celular de Nieto, y que posiblemente incluya datos sobre Macri, llegaría a las manos del diputado kirchnerista.

La Comisión presidida por Moreau tiene un rol activo en relación a esta causa, donde se investiga a los exdirectivos de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) Gustavo Arribas y Silvia Majdalani, así como también a una decena de exagentes de inteligencia, y también a la excoordinadora de Documentación Presidencial Susana Martinengo y a Darío Nieto.

Fue en esa dependencia legislativa donde varios de los exagentes de la AFI investigados en Lomas de Zamora por presunto espionaje ilegal declararon antes de ser citados a declarar en sede judicial y apuntaron contra Arribas y Majdalani. Auge tiene dos expedientes a su cargo, uno de ellos por seguimientos al Instituto Patria, y este, por espionaje ilegal sobre distintos dirigentes políticos, sindicales, periodistas, jueces y organizaciones sociales.