Espionaje: citan a la titular de la AFI y a exministros de Mauricio Macri a testificar en Dolores

·4  min de lectura
Macri saliendo de los tribunales de Dolores
Santiago Filipuzzi, Enviado especial

El juez federal de Dolores, Martín Bava, citó a prestar declaración testimonial a la titular de la AFI, Cristina Caamaño, y a exministros del gabinete de Mauricio Macri en la causa en que el expresidente está acusado de haber ordenado espiar a los familiares de los tripulantes del ARA San Juan.

Los citados por el juez Bava para declarar el miércoles próximo en Dolores son el exministro de Defensa Oscar Aguad, el exsecretario general de la Presidencia Fernando de Andreis y, al día siguiente, fueron citados el comisario general Alejandro Cecati, afectado a seguridad y custodias de la Policía Federal, y el exjefe de la Casa Militar José Luis Yofre.

Asimismo, el juez dispuso que el jefe de la Casa Militar, coronel Alejandro Guglielmi, a cargo de la seguridad primaria del presidente y su núcleo familiar, el diputado nacional Cristian Ritondo, exministro de Seguridad provincial, y la titular de la AFI, Cristina Caamaño, declaren por escrito. Para ello pidieron que en un plazo de cinco días hábiles las partes acerquen sus cuestionarios.

Estos últimos, de todos modos, si lo prefieren pueden ir a declarar personalmente a Dolores. Curado en salud, el juez pidió además que, para evitar demoras y planteos, se requiera a la Presidencia de la Nación que se los releve del deber de guardar secretos.

Rechazó el juez el pedido para que declare Patricia Bullrich, exministra de Seguridad de Macri, y la solicitud para que declaren otros jefes de la AFI desde 2001 a la fecha. No obstante, pidió a la Casa Militar que informe si en sus registros obran constancias de agradecimientos efectuados a áreas dependientes de la Agencia Federal de Inteligencia.

Estas medida de prueba fueron pedidas por la defensa de Macri, que aspira con estas declaraciones a consolidar la idea de que la actividad de los agentes de la AFI de Mar del Plata no estaba orientada a espiar a los familiares de las víctimas de naufragio, sino a brindar seguridad a Macri, que iba a viajar a esa ciudad.

Quiere probar la defensa de Macri que hay un decreto que obliga a la Casa Militar a coordinar con la AFI las tareas de seguridad del presidente y que a tal punto es así que la Casa Militar agradeció a los espías haber colaborado con estas tareas, que tenían como supuesto objetivo proteger al expresidente o conjurar eventuales amenazas en coincidencia con su visita a la Mar del Plata.

Sobre estos asuntos responderán los testigos bajo juramento.

A Caamaño, el abogado Pablo Lanusse le quiere preguntar sobre la denuncia que dio a origen a esta causa, ya que ella es su autora, pero quiere averiguar sobro cómo encontraron en computadoras de la AFI los partes y fotos que sustentan la acusación de haber hecho actividades ilegales. Cuestiona la defensa de Macri la redacción de un protocolo para tratar esta información, elaborado un día antes de los hallazgos.

Macri quiere establecer que no ordenó espiar ni que recibió nunca esos informes que obran en la causa. Pero, además, en este mismo expediente consta que todos los agentes de la Base Mar del Plata de la AFI que se encuentran imputados cuentan con un reconocimiento en sus legajos de la Dirección General de Protección de Estado de la Policía Federal Argentina y por la Agrupación Seguridad e Inteligencia de la Casa Militar de la Presidencia de la Nación por sus tareas realizadas el día 13 de julio del 2018 en virtud de una visita presidencial.

Para Macri, esto prueba que la AFI estaba brindando seguridad y por eso le agradecían por escrito en el legajo de cada uno de los agentes.

Pero para el juez Alejo Ramos Padilla primero y ahora Martín Bava se trata del “reconocimiento, desde lo más alto del Poder Ejecutivo Nacional, a las tareas ilícitas que acá se juzgan” y es “una prueba cabal de que ellos se encontraban en tiempo y forma, realizando las tareas de espionaje ilegal que aquí se les endilgan”.

Una cuestión de puntos de vista sobre la misma actividad, la misma conducta y la diferencia entre un sobreseimiento y un procesamiento. Tras la indagatoria de este miércoles, el juez Bava tiene ahora que resolver la situación procesal de Macri una vez que se produzca esta nueva prueba que ordenó ahora.

Macri cree que Bava quiere procesarlo antes de las elecciones y se lo dijo en la audiencia de indagatoria en la que lo criticó con acidez. Con los plazos que dispuso para estas pruebas, puede que los tiempos no den para ello.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.